05-09-2019  (518 lectures) Categoria: Biografies

Yuri Valentinovich Knorosov

Yuri Valentinovich Kn√≥rosov, participaba en la toma de Berl√≠n por los rusos, cuando descubri√≥ que los soldados estaban vaciando la gran Biblioteca Nacional de la capital alemana y que los libros eran empacados en cajas para su traslado. Al acercarse encontr√≥ los ejemplares de fray Diego de Landa ‚ÄúLa Relaci√≥n de las Cosas de Yucat√°n‚ÄĚ y una reproducci√≥n de los c√≥dices mayas hecha por los hermanos guatemaltecos J. Antonio y Carlos A. Villacorta, y as√≠ comenz√≥ su lucha por hacer factible lo imposible. √Čse fue el preciado bot√≠n de guerra que le toc√≥ a Kn√≥rosov: iban en su alforja las semillas del pensamiento maya y √©l estaba destinado a ser el descubridor del engranaje de su expresi√≥n escrita.


Germán 19 de Septiembre de 2007 Biografías, Historia

 

Esta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio; todo inmóvil, callado, y vacía la extensión del cielo.
Esta es la primera relación, el primer discurso. No había todavía un hombre, ni un animal, pájaros, peces, cangrejos, árboles, piedras, cuevas, barrancas, hierbas ni bosques: sólo el cielo existía.
No se manifestaba la faz de la tierra. Sólo estaban el mar en calma y el cielo en toda su extensión.
No había nada que estuviera en pie; sólo el agua en reposo, el mar apacible, solo y tranquilo. No había nada dotado de existencia.

As√≠ era el mundo en gestaci√≥n: todo en calma. Extra√≠das del Popol Vuh (en Quich√©, ‚ÄúLibro del Consejo‚ÄĚ o ‚ÄúLibro de la Comunidad‚Äú), estas antiguas historias se conocen gracias a una traducci√≥n efectuada por Fray Francisco Xim√©nez, hecha en 1722, y redescubierta en 1854.
Pero la escritura maya hab√≠a permanecido como un misterio hasta bien avanzando el siglo XX, aunque la llave para su desciframiento provenga de cientos de a√Īos antes‚Ķ

La clave para llegar al coraz√≥n de la escritura maya se ubica en el siglo XVI, cuando Diego de Landa, primer obispo de Yucat√°n, elabor√≥ con la ayuda de sus informantes un alfabeto que incluy√≥ en su libro ‚ÄúRelaci√≥n de las cosas de Yucat√°n‚ÄĚ.


Silabario de Landa


Para hacer dicho alfabeto (que luego se demostr√≥ no ser tal cosa, sino un silabario) el franciscano preguntaba a su informante cu√°les eran las correspondencias de los nombres de las letras espa√Īolas; √©ste respond√≠a bajo cierto tipo de coerci√≥n psicol√≥gica, diciendo lo que quer√≠a o√≠r el espa√Īol. As√≠, la letra ‚Äúa‚ÄĚ tendr√≠a tres significados, mientras que la letra ‚Äúb‚ÄĚ estar√≠a representada por el dibujo de pie; en este segundo caso, la ‚Äúb‚ÄĚ no significa pie, sino m√°s bien camino.
Dicho alfabeto fue la base para los estudios que realizaron los dos m√°s importantes epigrafistas mayas de este siglo: el arque√≥logo ingl√©s J. Eric S. Thompson y el ling√ľista ruso Yuri Valentinovich Kn√≥rosov.

Yuri, que pod√≠a leer en √°rabe, chino, japon√©s y griego, a los 17 a√Īos fue sorprendido por la Segunda Guerra Mundial, y enrolado en el 580 Batall√≥n de Artiller√≠a Pesada.
Cuando el ej√©rcito ruso se apoder√≥ de Berl√≠n, Kn√≥rosov ten√≠a entonces 21 a√Īos de edad y era soldado del Ej√©rcito Rojo.
Participaba de la toma de Berl√≠n cuando descubri√≥ que los soldados estaban vaciando la gran Biblioteca Nacional de la capital alemana y que los libros eran empacados en cajas para su traslado. Al acercarse encontr√≥ los ejemplares de fray Diego de Landa ‚ÄúLa Relaci√≥n de las Cosas de Yucat√°n‚ÄĚ y una reproducci√≥n de los c√≥dices mayas hecha por los hermanos guatemaltecos J. Antonio y Carlos A. Villacorta, y as√≠ comenz√≥ su lucha por hacer factible lo imposible.
√Čse fue el preciado bot√≠n de guerra que le toc√≥ a Kn√≥rosov: iban en su alforja las semillas del pensamiento maya y √©l estaba destinado a ser el descubridor del engranaje de su expresi√≥n escrita.

Decía Knorosov,

Lo creado por una mente humana puede ser resuelto por otra mente humana.

Al regresar a la Unión Soviética, Sergei Aleksandrovich Tokarev, profesor de Knórozov, propuso que este joven, familiarizado ya en el estudio de otros antiguos sistemas de escritura, intentara descifrar la escritura maya. Así, escribió su disertación de Philosophy Doctor acerca de la Relación de Landa, la cual llegó a ser la clave en sus futuros acercamientos en la labor del desciframiento.

En 1950 J. Eric S. Thompson en su obra “Escritura jeroglífica maya: una introducción“, haciendo gala de un profundo conocimiento arqueológico, expone sus conclusiones sobre la escritura maya, relacionándolas con sus estudios de etnohistoria, en los cuales negaba el fonetismo en este sistema.
Dos a√Īos despu√©s, en 1952, Yuri V. Kn√≥rozov refuta la teor√≠a de Thompson explicando que los glifos de Landa pod√≠an utilizarse como s√≠labas fon√©ticas (pero debido a que exist√≠a la ‚ÄúGuerra Fr√≠a‚Äú, su trabajo fue tachado de ‚Äúcomunista‚ÄĚ por Thompson y denostado por todos los investigadores occidentales, y reci√©n fue redescubierto y aceptado a partir de 1995), y en 1963 present√≥ la escritura de los indios mayas, explicando su sistema de lectura en el marco de una discusi√≥n pormenorizada de la cultura maya.

Para llegar a esta conclusi√≥n Yuri hab√≠a pasado incontables horas en su c√≥modo y gran sof√° junto a la ventana, comenzando a leer y a tomar notas a las 10 de la ma√Īana y terminando comunmente pasada la medianoche.
Silenciosamente, su sirviente le colocaba un plato con bocadillos cerca del sofá, ya que Knórozov comía mientras leía. La rutina no variaba ni los sábados ni los domingos.

As√≠, a partir de 1952 se dio cuenta de que el ‚Äúalfabeto‚ÄĚ de Landa era un silabario.
Yuri Valentinovich Kn√≥rosovDebido a sus estudios comparativos en ling√ľ√≠stica, Kn√≥rosov sab√≠a que, invariablemente, todo pueblo que comienza a escribir pasa en pocas d√©cadas de lo logogr√°fico a lo fon√©tico. Y ya que los mayas hab√≠an escrito durante siglos, no ten√≠a por que ser diferente con ellos.
Además, Knórosov no poseía prejuicios racistas: a diferencia de todos los mayistas occidentales, aprendió el maya moderno, pues era evindente que lo que reflejaban los glifos era este idioma, y muchas palabras debían ser las mismas.

Kn√≥rosov demostr√≥ que las palabras mayas usualmente se deletreaban con la combinaci√≥n de dos s√≠labas consonantes-vocales, y que la vocal de la √ļltima s√≠laba se eliminaba. De esta manera, la palabra tzul para ‚Äúperro‚ÄĚ se escrib√≠a tzu-lu.
Nuestro sistema también se basa en signos fonéticos, pero en comparación con el Maya es mucho más sencillo, ya que consta de solo 27 símbolos o letras. En contraste, los Mayas cuentan con cerca de 800 símbolos, los cuales representan no una letra sino una sílaba, por lo que se le llama Silabario y no Alfabeto como el nuestro.

Además, mientras una letra de nuestro alfabeto puede representar solo un sonido, los escritores mayas podían seleccionar de muchos signos diferentes para representar un sonido. Por ejemplo, hay por lo menos 5 signos diferentes que pueden representar la sílaba BA.
Y muchos de los glifos son polivalentes y tiene uno o m√°s significados.

Originalmente se pens√≥ que la escritura Maya era puramente logogr√°fica o ideogr√°fica (debido al gran n√ļmero de s√≠mbolos) hasta que se descubri√≥ que era logosil√°bico y que con el tiempo fue cada vez m√°s fon√©tico.
Los Mayas usaban el silabario bas√°ndose en glifos, a diferencia de un alfabeto puro, y es de hecho un sistema mixto.

Knórosov explicaba en su libro:

En realidad, la escritura jeroglífica desciende directamente de la pictográfica y representa el sistema más antiguo de registrar la voz humana. Los atributos más característicos del sistema jeroglífico son: el uso de tres categorías de símbolos o glifos (especialmente ideográficos, fonéticos y determinativos), y la aproximación de comunicar la idea de la composición fonética de las palabras.

A pesar de que el propio Kn√≥rosov reconoci√≥ que algunos de sus desciframientos hab√≠an sido ya realizados por Cyrus Thomas en el siglo XIX, y pese a que a√ļn faltan cosas por descifrar, sin sus trabajos hubiera sido imposible entender el significado de los glifos.

Caído el comunismo en Rusia, en 1991 Yuri pudo salir por primera vez de su país y viajó a Guatemala, donde el gobierno de ese país le otorgó la Orden del Quetzal.
En 1994 el gobierno mexicano le entreg√≥ la Orden del √Āguila Azteca, la que recibi√≥ en la embajada de M√©xico en Mosc√ļ.

Un gran mayista, como lo es Michael D. Coe, cuenta que Thompson le confió un poco antes de morir:

Yo ya no ver√© los resultados de las investigaciones que se est√°n haciendo sobre la escritura de los mayas; pero usted vivir√° a√ļn y se dar√° cuenta de qui√©n tuvo la raz√≥n: ese maldito ruso o yo.

Hoy todos sabemos que ganó “ese bendito ruso“.

Kn√≥rosov, a miles de kil√≥metros de distancia hab√≠a aprendido espa√Īol y trabajado en silencio con la compa√Ī√≠a que pueden brindar un gato, un cigarrillo y una botella de vodka.
Gracias a él hoy los antiguos Mayas tienen de nuevo voz.

Si bien sus aportaciones son insuperables, Knorosov murió el 30 de Marzo de 1999, solo (a causa de un derrame cerebral y una neumonía que contrajo al permanecer varios días en el pasillo helado de un hospital), y fue enterrado en un antiguo basurero de San Petersburgo (ex Leningrado).

Aunque tuvo a√ļn la satisfacci√≥n en sus √ļltimos d√≠as de saber que el grupo Xcaret y la Universidad de Quintana Roo editar√≠an su grandiosa obra, lo cual fue hecho en 1995.

Fuentes: Actualidades Arqueológicas, Mononeurona, Crónica, Wikipedia, Mayas Auténticos, Yucatán Maya, Sacbé, Revista Xictli, Myco, Correo del Maestro, Literatura Guatemalteca




versió per imprimir

Comentaris publicats

    Afegeix-hi un comentari:

    Nom a mostrar:
    E-mail:
    Genera una nova imatge
    Introdu√Įu el codi de seguretat
    Accepto les condicions d'ús següents:

    Per a participar en els comentaris l'usuari es compromet a complir i acceptar les següents normes bàsiques de conducta:

    • Respectar les opinions de la resta dels participants al fòrum, tot i no compartir-les necessàriament.
    • Abstenir-se d'insultar o utilitzar un llenguatge ofensiu, racista, violent o xenòfob, i no tenir cap conducta contrària a la legislació vigent i a l'ordre públic.
    • No enviar cap contingut amb copyright sense el permís del propietari. Si es considera oportú facilitar continguts d'internet amb copyright, cal escriure la URL completa perquè els altres usuaris puguin enllaçar-hi i descarregar-se els continguts des de la pàgina propietària.
    • Publicitat: No es permet enviar continguts promocionals i/o publicitaris.