12-05-2017  (1589 lectures) Categoria: Articles

Consulado de catalanes

Jurisdicci贸n especial que entend铆a en materia mercantil y en asuntos mar铆timos.

La aparici贸n de este tipo de instituci贸n (dicha tambi茅n curia de mar) es generaliz贸 en el Mediterr谩neo a partir del s. XI, inicialmente en las costas italianas. Los primeros c贸nsules de mar conocidos en los Pa铆ses Catalanes son los de Barcelona, 鈥嬧媘encionados ya en 1282, aunque la erecci贸n del consulado de esta ciudad no debi贸 de ser muy anterior, porque la llamada Carta consulatus riparie Barchinone (Universidad de Prohombres de Ribera ) es del 1258. El consulado de mar de Barcelona fue seguido por los de Valencia (1283) y de Mallorca (1326), los cuales se revuelven por las costumbres mar铆timos de Barcelona, 鈥嬧媝rimer n煤cleo del futuro Libro del consulado de mar, formado a mediados del s . XIV, cuya vigencia se extendi贸 por todos los consulados mediterr谩neos. En estos decenios centrales de los s. XIV tuvo lugar, igualmente, una fuerte transformaci贸n de estos viejos consulados de mar, afectados por la crisis social y econ贸mica general, el hecho m谩s importante de la que fue la unificaci贸n de la estructura y el 谩mbito de acci贸n de los tres consulados sobre el patr贸n del de Valencia, extendido en Mallorca en 1343, aran de la reincorporaci贸n del reino a la corona catalanoaragonesa, y en Barcelona en 1348 (el consulado de Barcelona, 鈥嬧媋 diferencia de la autonom铆a que en general ten铆an a las otras poblaciones, fue colocado bajo la dependencia de la corporaci贸n municpal). Ejerc铆an la jurisdicci贸n en primera instancia dos c贸nsules de mar; en apelaci贸n, actuaba un juez de apelaciones. La primitiva jurisdicci贸n sobre detreminats asuntos mar铆timos (fletes, sueldos de los marineros, seguros, naufragios) fue ampliada a partir del 1380 en todas las causas mar铆timas y mercantiles, las cuales quedaron excluidas del consejo real. A los consulados se vincularon las corporaciones de mercaderes, organizadas en los s. XIV y XV, los consejos de las cuales (consejo de la mercanc铆a) eran presididos por los c贸nsules; estos, por otra parte Redi asesoramiento de los mencionados consejos para el ejercicio de su jurisdicci贸n. La instituci贸n inici贸 su expansi贸n ya en la segunda mitad del s. XIV, de primero dentro de la corona catalanoaragonesa; en 1363 fue concedido a Tortosa bajo la forma de los de Mallorca, aunque esta erecci贸n no fue llevada a la pr谩ctica hasta en 1401; en 1385, el de Girona; en 1388, el de Perpi帽谩n; en 1343, aunque, el consulado de Sant Feliu de Gu铆xols. En el s. XV la expansi贸n de la instituci贸n trascendi贸 las fronteras pol铆ticas catalanas: en 1463 fue concedido el de Montpellier, y en 1474, el de Marsella, seg煤n el patr贸n del consulado de mar de Perpi帽谩n. En 1494 lo fue en Burgos, seg煤n el patr贸n de los de Valencia y Barcelona, 鈥嬧媠obrepuesto a la cofrad铆a de los mercaderes, y de esta ciudad castellana pas贸, con algunas modificaciones, en Bilbao en 1511, en Sevilla en 1543, en Madrid en 1632, y en San Sebasti谩n en 1682 (en Castilla, la instituci贸n recibi贸 el nombre de consulado de mar y tierra o de consulado de comercio). Con los decretos de Nueva Planta (1707-16), fueron suprimidos todos los consulados de mar de los Pa铆ses Catalanes, excepto los de Mallorca y de Barcelona, 鈥嬧媏l 煤ltimo de los cuales, sin embargo, no lleg贸 a actuar normalmente hasta la delimitaci贸n de jurisdicci贸n con la marina real (1756) y la reorganizaci贸n del 1758, pedidas por el comercio barcelon茅s paralelamente al establecimiento del cuerpo de comercio y la creaci贸n de la junta de comercio (su jurisdicci贸n fue extendida a todo el Principado). El consulado de mar de Valencia fue restablecido en 1762, seg煤n el modelo del de Barcelona (y reformado en 1782-83); ese mismo 1762 fue restablecido el cuerpo de comercio de Zaragoza, que obtuvo la jurisdicci贸n de lo contencioso mercantil, sin, sin embargo, recibi贸 la calificaci贸n de consulado. Establecidas las diputaciones de comercio de 1773 para ciudades donde hubo consulado, en fue establecida una en Alicante en 1783, transformada en consulado en 1785, seg煤n el modelo del de Sevilla (y se llama, por ello, consulado de mar y tierra ), con jurisdicci贸n sobre el obispado de Orihuela. En 1800 fue reformado el consulado de Palma (Mallorca), igualmente bajo el modelo del de Sevilla (y tambi茅n se llama de mar y tierra), con jurisdicci贸n sobre el obispado de Mallorca. La reorganizaci贸n del consulado barcelon茅s, en Tarragona, durante la guerra de la Independencia por la Junta Superior del Principado (1810), hizo que esta ciudad pidiera la creaci贸n de un consulado separado del de Barcelona, 鈥嬧媗o que intent贸 en 1817 y no consigui贸 hasta el 1828, un a帽o antes de la extinci贸n de los consulados con la promulgaci贸n del c贸digo de comercio espa帽ol.
Ciudades sede de c贸nsules de catalanes

Los consulados de Alicante, Mallorca y Tarragona tuvieran, adem谩s de las funciones judiciales, funciones gubernativas, que en Valencia y Barcelona ejerc铆an las juntas de comercio (est铆mulo del comercio y de la navegaci贸n, creaci贸n de escuelas de agricultura, comercio, n谩utica, dibujo, etc).

Paralelamente, en el resto de Espa帽a se extendi贸, tambi茅n al sXVIII, la jurisdicci贸n consular; trasladado a C谩diz el tribunal de Sevilla en 1717, en 1784 茅ste fue restablecido, con jurisdicci贸n separada de C谩diz, a la vez que fue establecido el de M谩laga. En 1769 hab铆a sido establecido el de Filipinas, y en 1782, el de la Laguna; en 1785 lo fueron los de la Coru帽a y Santander, y el de 1794, el de Buenos Aires. Los tribunales de comercio surgidos en 1829 en toda Espa帽a fueron a su vez abolidos con la unificaci贸n de las jurisdicciones en 1868.




versió per imprimir

Comentaris publicats

    Afegeix-hi un comentari:

    Nom a mostrar:
    E-mail:
    Genera una nova imatge
    Introdu茂u el codi de seguretat
    Accepto les condicions d'ús següents:

    Per a participar en els comentaris l'usuari es compromet a complir i acceptar les següents normes bàsiques de conducta:

    • Respectar les opinions de la resta dels participants al fòrum, tot i no compartir-les necessàriament.
    • Abstenir-se d'insultar o utilitzar un llenguatge ofensiu, racista, violent o xenòfob, i no tenir cap conducta contrària a la legislació vigent i a l'ordre públic.
    • No enviar cap contingut amb copyright sense el permís del propietari. Si es considera oportú facilitar continguts d'internet amb copyright, cal escriure la URL completa perquè els altres usuaris puguin enllaçar-hi i descarregar-se els continguts des de la pàgina propietària.
    • Publicitat: No es permet enviar continguts promocionals i/o publicitaris.