18-04-2022  (197 lectures) Categoria: Articles

Colón catalán - Conferencia Luís Ulloa -1927

Conferencia de Don Luís Ulloa

Anoche en el Ateneo Barcelonés, el sabio profesor peruano, don Luis Ulloa, dio  la primera de sus  anunciadas conferencias sobre el verdadero origen de Colón. 

Ocupaba la presidencia el presidente del Ateneo, el se√Īor Mas√≥ Torrents. El se√Īor Valls y Taberner dirigi√≥ unas palabras al numeroso p√ļblico que llenaba la sala, para hacer la presentaci√≥n¬† del conferenciante, explicando las razones de cultura que han animado al Ateneo Barcelon√©s a solicitar tal conferencia, y rindiendo un homenaje a la naci√≥n peruana.

El se√Īor Ulloa comenz√≥ con palabras de encomio para Catalu√Īa y para Barcelona en particular. Explica a continuaci√≥n c√≥mo comenz√≥ sus estudios acerca del origen del descubridor de Am√©rica, hace treinta a√Īos, en ocasi√≥n de ser enviado por su gobierno para dichos estudios en los archivos de Simancas, de Indias, de Salamanca y de la corona de Arag√≥n. Dice que se hallaba haciendo indagaciones en Galicia precisamente cuando el se√Īor Garc√≠a de la Riba hac√≠a sus declaraciones de que Crist√≥bal Col√≥n era gallego. Dice el conferenciante que le fue facil√≠simo convencerse de lo ut√≥pico de tal afirmaci√≥n. La casualidad puso en sus manos un libro en el que vio por vez primera el apellido catal√°n Colom, Demuestra la racionalidad¬† de los apellidos, como prueba del origen de los individuos. Y el de Col√≥n resulta que no ten√≠a reminiscencias probables, y que parece que Crist√≥bal Col√≥n estuvo en Andaluc√≠a, donde se le castellaniz√≥ el apellido en Colomo, y m√°s tarde en Col√≥n.

Pero en las primeras ediciones de la carta de Colón dando cuenta del descubrimiento, la primera de las cuales data de 1493, dan ya el nombre de Colom. El conferenciante prueba que no se trata de un error  de copia, por cuanto que son muchas las ediciones que coinciden en este detalle, lo menos diez, y no juzga posible que sea repetición de un error inicial, por cuanto que otros muchos errores en nombres de la carta han sido rectificados, mientras que éste permanece igual siempre.

También lo demuestra por la terminación Colom en un texto en latín, donde por caso genitivo debía ser Colombi, más fue respetado por ser nombre extranjero.

Cita casos de historiadores, como Oviedo, que a pesar de atribuir a Col√≥n origen genov√©s le llama Colom. Catalu√Īa, a√Īade, es el verdadero centro del apellido Colom. Y aun existen seguros indicios de haber existido lugares as√≠ llamados, como Villa Colom. No es confundible con el Colombe franc√©s, ni es posible encontrar or√≠genes italianos en este apellido. Luego el se√Īor Ulloa da cuenta de sus indagaciones sobre los catalanismos que contiene la primitiva carta del navegante, que dice que llegan a cuarenta y seis lo menos, reconocidos hasta por los que los han atribuido, con d√©biles argumentos a versiones inveros√≠miles y a imposibles erratas de imprenta, como el italiano C√©sar Elois, que al comentar los escritos de Col√≥n por cuenta de su gobierno, no acierta a conciliar este hecho de catalanidad con sus deseos de s√ļbdito de Italia que le hacen ver que veintis√©is de estos catalanismos pueden ser tambi√©n italianismos, pero que no destruye los restantes. Una indicaci√≥n de la catalanidad de Col√≥n ha sido hallada por el conferenciante en un texto alem√°n indicado por el norteamericano Llers. Agrega que en la Biblioteca Colombina fundada por Fernando Col√≥n se halla una anotaci√≥n de pu√Īo y letra del hijo de Col√≥n, sobre una carta de √©ste escrita¬† en catal√°n, a bordo, en Lisboa. La teor√≠a genovesa era imposible porque no pod√≠a ser hijo de un lanero quien pose√≠a, como es sabido, alg√ļn t√≠tulo nobiliario, para cuya modificaci√≥n los Reyes Cat√≥licos le autorizaron. En Catalu√Īa,¬† y no en Genova hay apellidos de estirpe Colom. En el Archivo de la Corona de Arag√≥n hay escudos, por arma una paloma. Pero √©l, dice el conferenciante, que hizo poner sobre campos de oro una banda a√Īil. Deduce el investigador de las armas nobiliarias una tercera prueba de su aserto.

Luego se extiende en documentadas y h√°biles deducciones, que le permiten hacer su profundo estudio sobre el c√©lebre proceso de 1578, a prop√≥sito de la sucesi√≥n del mayorazgo instituido por Col√≥n. El √ļltimo var√≥n que lo goz√≥ fue don Luis Col√≥n, su nieto, que a pesar de sus varios matrimonios, no dej√≥ sucesi√≥n femenina, mas pas√≥ el mayorazgo a un sobrino, porque lo heredaba la viuda, o un colateral. Y surgi√≥ el pleito mantenido primero en Santo Domingo y luego en Madrid. El disertante da cuenta de los distintos pretendientes que se fueron presentando hasta llegar a Bartolom√© Colomo, de un lugarejo de Genova, y falsamente documentado. Este pleite√≥ con una dama, do√Īa Francisca Col√≥n, que pretend√≠a asumir toda la apetecida descendencia. De aqu√≠ data el dilema de si el inmortal descubridor se llam√≥ Col√≥n o Colom. Y el hecho de no presentarse los leg√≠timos sucesores catalanes lo atribuye el se√Īor Ulloa a que dichos pleitos se celebraban muy privadamente, y con manifiesta¬† mala fe por parte¬† de los querellantes. En Catalu√Īa los Cardona eran Cardona y Colom, y √©stos deb√≠an saber lo que pasaba. Pero do√Īa Francisca alegaba el testamento de 1498, as√≠ que se ha demostrado que este documento es falso, y que tambi√©n los italianos se apoyaron en √©l. El conferenciante da lectura a la autorizaci√≥n para establecer el mayorazgo, salvando para este caso toda ley. Navarrete es culpable por haber publicado el falso testamento, en que se da por vivo al pr√≠ncipe Juan cuando hac√≠a cuatro a√Īos que hab√≠a fallecido. Califica de falsificaci√≥n escandalosa a este documento en el cual se extra√Īa que autores espa√Īoles¬† quieran a√ļn apoyar sus argumentos. En el codicilo de Col√≥n -18 de mayo-, √©ste especifica: ¬ęConfirmo mi testamento de 1502¬Ľ. He aqu√≠, pues, la revelaci√≥n del verdadero testamento, que debi√≥ ser destruido al desfigurarlo por el de 1498, a fin de cambiar el nombre leg√≠timo de Colom por el de Col√≥n. Aduce otros argumentos, como¬† la carta¬† de naturalizaci√≥n¬† dada¬† a Diego Col√≥n. Para rebatir mi punto de vista, dice el se√Īor Ulloa, algunos se preguntan ¬Ņc√≥mo si no fuera de familia extranjera se le naturalizar√≠a?¬† Pero¬† es que hay que leer bien el tal documento que dice: ¬ęOs nacemos natural de Castilla y de Le√≥n¬Ľ y firmado por Felipe el Hermoso. La objeci√≥n pues,¬† se vuelve¬† en favor¬† de la catalanidad de Crist√≥bal Col√≥n, puesto que no era de Le√≥n ni de Castilla. Y se apoya en una cita de Altamira que demuestra como eran considerados los de las distintas regiones ib√©ricas como extranjeros, aun bajo Carlos V.

Otra defensa de su tesis la halla el Sr Ulloa en un indicio qup demuestra documentalmente de que Colón estuvo al servicio de René d'Anjou. Durante el período agitado de 1561-62 figuraron varios Colom en las luchas, ya iniciadas por el príncipe de Viana.

Es tambi√©n de gran importancia de que Col√≥n dijera en una¬† carta¬† encontrada en 1530 que hab√≠a ido en una expedici√≥n a Islandia, en 1476, y que en efecto se realiz√≥ en dicho a√Īo una exposici√≥n √°rtica, en cuyas cartas figura un tal Juan Escolons, que luego ha cambiado por Colons, Deduce el conferenciante de este dato, confirmado por otros argumentos hist√≥ricos que, Col√≥n debi√≥ disfrazar su nombre acaso por haber sido corsario al servicio de un capit√°n Coulomb, de Francia, que en el cabo San Vicente tuvo una batalla en que perdi√≥ la nave. Col√≥n debi√≥ de llegar a nado a la costa portuguesa, de donde pas√≥ a Dinamarca y a la expedici√≥n a Groenlandia, viaje que debi√≥ de robustecer sus sugestiones de ir a descubrir las Indias.

Hace luego el conferenciante historial de la primera llegada de Col√≥n a Espa√Īa y de su nueva salida con catalanes, entre ellos Marguerit, que luego le suscitaron divergencias, y deduce consecuencias para su tesis del hecho de serle prohibido a Col√≥n y a los catalanes la entrada en la √≠lsla Espa√Īola.

Se muestra casi seguro de que hubo un ¬ęchantage¬Ľ en el asunto del mayorazgo, en el que el Consejo de las Indias debi√≥ tener sus escr√ļpulos. Al italiano Baltasar, presunto descendiente de Col√≥n, se le dieron 2.000 ducados, lo cual parece el precio de un silencio.

En suma, el se√Īor don Luis Ulloa demuestra la espurcidad del testamento que substituye al de 1502, y cree que de encontrarse este documento se ver√≠a que el apellido del descubridor del Nuevo Mundo era Colom, y no Col√≥n.

Termina dando datos bibliográficos y prometiendo confirmar sus afirmaciones en la próxima conferencia del viernes, al demostrar la imposibilidad de que Colón fuera genovés.

El erudito trabajo del investigador fue premiado con una gran atención durante la conferencia, y con una salva de aplausos al terminar la misma.

Font:
Diari LA VANGUARDIA de dijous 26 de maig de 1927 (Pag.17).




versió per imprimir

Comentaris publicats

    Afegeix-hi un comentari:

    Nom a mostrar:
    E-mail:
    Genera una nova imatge
    Introdu√Įu el codi de seguretat
    Accepto les condicions d'ús següents:

    Per a participar en els comentaris l'usuari es compromet a complir i acceptar les següents normes bàsiques de conducta:

    • Respectar les opinions de la resta dels participants al fòrum, tot i no compartir-les necessàriament.
    • Abstenir-se d'insultar o utilitzar un llenguatge ofensiu, racista, violent o xenòfob, i no tenir cap conducta contrària a la legislació vigent i a l'ordre públic.
    • No enviar cap contingut amb copyright sense el permís del propietari. Si es considera oportú facilitar continguts d'internet amb copyright, cal escriure la URL completa perquè els altres usuaris puguin enllaçar-hi i descarregar-se els continguts des de la pàgina propietària.
    • Publicitat: No es permet enviar continguts promocionals i/o publicitaris.