20-12-2013  (4369 lectures) Categoria: Ptolomy

CARTOGRAFIA DE PTOLOMEO EN EL PROYECTO COLOM

fuente:
LA CARTOGRAF脥A PTOLEMAICA,PRECEDENTE CIENT脥FICO DE LA LLEGADA A TIERRA FIRME
ART脥CULO DE CARMEN MANSO PORTO REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA

REFERENCIAS E INDICIOS DE LA GEOGRAF脥A DE PTOLOMEO EN EL PROYECTO COLOMBINO


Seg煤n hemos visto en esta s铆ntesis sobre los c贸dices e incunables, la obra de Ptolomeo hab铆a revolucionadola Geograf铆a matem谩tica. El nuevo m茅todo de proyecci贸n que permite representar la tierra en un plano confluye con el descubrimiento de la perspectiva en la pintura y con una nueva concepci贸n espacial, que es caracter铆stica del Renacimiento.


La informaci贸n de sus mapas estuvo al alcance de navegantes, cosm贸grafos, nobles y altos magnates desde el primer tercio del siglo XV y, especialmente, a partir de los primeros incunables que ven la luz en las imprentas italianas (Bolonia, Vicenza y Roma) y en la alemana de Ulm. Por eso los mapamundis que anteceden a los viajes colombinos ofrecen una imagen del Viejo Mundo con acusada influencia ptolemaica: el de Henricus Martellus Germanus, el de fra Mauro, la carta de Toscanelli, el globo de Mart铆n Behaim y la carta que hizo el propio Col贸n.




La obra de Ptolomeo tuvo, pues, que ejercer gran influencia en la gestaci贸n del plan colombino. Su hijo Hernando Col贸n, en la biograf铆a que escribi贸 sobre su padre dice lo siguiente: 芦las causas que movieron al Almirante al descubrimiento de las Indias, digo que fueron tres a saber: fundamentos naturales, la autoridad de los escritores y los indicios de los navegantes禄.



Los fundamentos naturales los encontr贸 en Ptolomeo, Marino de Tiro,Estrab贸n y Alfragrano; la segunda, en los escritos de Arist贸teles, S茅neca, Estrab贸n, Plinio y Marco Polo y del maestro Paolo, f铆sico; y la tercera fueron los indicios de tierra m谩s all谩 del Atl谩ntico. En este sentido, adem谩s de otras muchas razones de peso que han ido investigando los historiadores colombinos a lo largo de los a帽os, hay que considerar el cr茅dito ten铆a que Ptolomeo en esos a帽os en que circularon por Europa tantos c贸dices y algunos incunables.

En definitiva, Col贸n fundament贸 sus argumentos en unos mapamundis que ten铆an prestigio y se basaban en Ptolomeo. A ellos se sumar铆an tambi茅n los viajes que se hab铆an hecho por mar y las riquezas que se podr铆an obtener en el nuevo viaje descubridor. He consultado en la bibliograf铆a colombina las referencias e indicios sobre la Geograf铆a de Ptolomeo en el proyecto de Col贸n.


Han sido de gran utilidad las biograf铆as sobre Col贸n, el itinerario de los cuatro viajes, en el que han trabajado Varela Marcos y Le贸n Guerrero, y las ediciones facs铆miles y estudios de los principales libros de Col贸n: Imago Mundi, Historia natural de Plinio, Historia rerum ubique gestarum de P铆o II, el libro de viajes de Marco Polo etc.

Tambi茅n me interes贸 mucho el estudio de Molina dedicado a 芦Fray Hernando de Talavera y Col贸n禄, en el que examina el papel desempe帽ado por el confesor de la reina, fray Hernando de Talavera en la decisi贸n final de los monarcas. De estas y otras lecturas he reunido muchas referencias de Col贸n a Ptolomeo. As铆, las que menciona Bartolom茅 de Las Casas en su Historia de las Indias son muy interesantes.


El propio Col贸n cita a Ptolomeo en las relaciones del tercero y cuarto viajes para desmentir algunas cuestiones. Andr茅s Bern谩ldez, que le conoci贸 personalmente y le dio alojamiento en su casa en 1496, en las Memorias del reinado de los Reyes Cat贸licos escribe que Col贸n 芦senti贸, por lo que en Ptolomeoley贸 e por otros libros e por su delgadez, c贸mo e en qu茅 manera <mundo este (鈥) est谩 fixo entre la esfera de los cielos禄



Seg煤n Antonio Ballesteros, la opini贸n del cronista se hab铆a cumplido porque 芦Col贸n pose铆a un ejemplar de la Geograf铆a del escritor alejandrino, edici贸n de Roma del a帽o 1478禄 y a帽ade: 芦Este volumen solo conserva de mano del descubridor su firma y la cita de un vers铆culo de salmos禄. Se refiere al incunable de la Real Academia de la Historia.


En varios trabajos hemos llegado a la conclusi贸n de que la firma de Col贸n en este ejemplar es aut茅ntica, pese a que algunos investigadores hayan opinado lo contrario, incluso en fechas recientes. As铆, entre otros, Salvador Miguel, en su estudio sobre los libros de Col贸n, siguiendo una hip贸tesis defendida por Juan Gil (1986). Sin embargo, en el a帽o de conmemoraci贸n de la muerte de Col贸n (2006), el incunable de la Real Academia de la Historia con el exlibris de Col贸n se mostr贸 como aut茅ntico, junto a unas cartas aut贸grafas de Col贸n con similar anagrama y r煤brica, en la exposici贸n sobre Col贸n en Andaluc铆a.


Lo que ocurre es que este incunable lleg贸 a manos del almirante diez a帽os despu茅s de producirse el Descubrimiento, hacia 1501-1502, porque primero perteneci贸 al cardenal Piccolomini (1460-1503), el papa P铆o III, cuyas armas est谩n pintadas en el folio segundo recto. Es uno de los tesoros bibliogr谩ficos y cartogr谩ficos de la Real Academia de la Historia.

Aunque no sea el ejemplar que Col贸n ley贸 antes del Descubrimiento, no hay que quitarle valor porque indudablemente demuestra que debi贸 consultar otro de los muchos c贸dices que circularon por Espa帽a o incluso poseer alguno impreso de las ediciones de Bolonia (1477), Roma (1478, 1490) o Ulm (1482, 1486), antes de iniciar su primer viaje en 1492. Adem谩s, durante su etapa portuguesa (1480- 1485) pudo llegar a sus manos alg煤n Ptolomeo de la biblioteca de su suegro.

En este sentido he examinado el itinerario de Col贸n para comprobar si pudo conocer alguno de los c贸dices de la Geograf铆a de Ptolomeo documentados en Espa帽a: el de la Biblioteca Nacional, el de la Biblioteca Universitaria de Valencia de Alfonso V de N谩poles y el de la Universidad de Salamanca del cardenal Juan de Margarit y Pau.

De entre ellos eleg铆 este 煤ltimo c贸dice y lo plante茅 como hip贸tesis de trabajo en un curso de la Universidad de La R谩bida sobre Juan de la Cosa.

Por su parte, Varela Marcos hab铆a apuntado que, durante su estancia en Salamanca, Col贸n 芦aprovechar铆a para cimentar sus ideas y aprender de las ricas fuentes cient铆ficas que se guardaban en esta universidad, entre otros el Ptolomeo de 1456禄. Sin embargo, en esos a帽os, el c贸dice de la Geograf铆a no pertenec铆a todav铆a a la Universidad de Salamanca, pero posiblemente estaba en poder del rey Fernando, como veremos m谩s adelante.

En esa Universidad ingresar铆a mucho m谩s tarde, quiz谩 hacia 1537, con los dem谩s libros de la Biblioteca del Colegio Mayor de Cuenca en Salamanca. En efecto, junto al escudo de armas del cardenal Juan de Margarit y Pau, su primer propietario, se encuentra un ex-libris de esa Biblioteca fundada en 1500 por Diego Ram铆rez de Villaescusa, que fue un apasionado de los libros (Fig. 6).



















Estas noticias sobre su paradero las dio a conocer Sanz Hermida, al estudiar el mapa de Espa帽a moderno del c贸dice. En su opini贸n, los libros de la biblioteca particular de Ram铆rez de Villaescusa pudieron ingresar en el Colegio y, entre ellos, quiz谩 se 芦encontrase este Ptolomeo, que bien pudo llegar a sus manos en alg煤n momento de la agitada vida que llev贸 en la corte de los Reyes禄. La fecha de su muerte, en 1537, es un dato importante para saber cuando pudo pasar el manuscrito al Colegio.

Diego Ram铆rez de Villaescusa fue alumno, bachiller y catedr谩tico en la Univer-sidad de Salamanca. Se orden贸 sacerdote en Ja茅n, donde ocup贸 una Magistral铆a y entr贸 en contacto con la corte en el cerco de Baeza en 1489. Bajo la protecci贸n de fray Hernando de Talavera fue promovido a muchos empleos o alejado de ellos, seg煤n las circunstancias pol铆ticas del momento. En 1496 fue nombrado capell谩n de la princesa do帽a Juana y con ella se traslad贸 a los Pa铆ses Bajos.

En 1498 fue elevado a la dignidad de obispo de Astorga; en 1500 a la de M谩laga, y en 1518 a la de Cuenca, cuya silla no ocupar铆a hasta el 23 de julio de 1523. Asimismo, desde 1514 fue elegido Presidente de la Chanciller铆a de Valladolid, al parecer por orden de Fernando el Cat贸lico para alejarlo de su hija do帽a Juana, ya viuda, y sobre la que ejerc铆a mucha influencia.

Lo m谩s importante para nosotros es la vinculaci贸n de Ram铆rez de Villaescusa con la corte, en donde pudo sustraer el manuscrito en una fecha incierta: la etapa del cerco de Baeza (1489) es muy sugerente para nuestra investigaci贸n. Los estudios de varios autores sobre la personalidad y biograf铆a del primer propietario, el humanista Juan de Margarit y Pau (Gerona, ca. 1422-Roma 1484), nos pueden dar luz para plantear como hip贸tesis que Col贸n hubiese conocido el c贸dice en esa corte, antes de emprender el primer viaje.

Margarit ha sido considerado el m谩ximo representante de la historiograf铆a human铆stica de la Corona de Arag贸n durante el siglo XV, en estrecha relaci贸n con el humanismo italiano. Se doctor贸 en Derecho en la Universidad de Bolonia y pas贸 unos a帽os en N谩poles en la corte de Alfonso V sirviendo en funciones de iglesia y misiones diplom谩ticas al servicio de los reyes de Arag贸n. Despu茅s, entre 1448-1453, se traslad贸 a Roma a la corte pontificia de Nicol谩s V (1447-1455). Entre 1453-1462 desempe帽贸 el obispado de Elna (Rosell贸n) y ese 煤ltimo a帽o el de Gerona.

Los monarcas de Arag贸n le encomendaron nuevas misiones diplom谩ticas en Italia, lo que le permiti贸 entrar en contacto con algunos humanistas y con los papas Calixto III (1455-1458) y P铆o II, el historiador Eneas Silvio Piccolomini, (1458-1464), t铆o de Francesco Todeschini Piccolomini, el primer propietario del Ptolomeo de la Real Academia de la Historia, que luego pasar铆a a manos de Col贸n. Margarit empez贸 a escribir en Italia la obra Paraliponemon Hispaniae. En ella muestra su deseo de 芦contar lo que hab铆an omitido otras historias de Hispania禄.

Est谩 destinada a un p煤blico culto: los humanistas y prelados italianos. Margarit quer铆a demostrar que Hispania 芦No era cosa de godos sino que hab铆a conocido una historia antigua, tan rica en acontecimientos trascendentales como la de Italia y frecuentemente enlazada con 茅sta禄

En el libro primero hace frecuentes citas a Ptolomeo haciendo uso de la traducci贸n de Jacobo Angelo da Scarper铆a. Esta versi贸n es la que ofrecen los c贸dices que hemos comentado de la Geograf铆a salidos de los talleres italianos. Margarit trabaja la geograf铆a con una buena metodolog铆a usando fuentes de primera mano para corregir la imagen de la tierra. Mejora las medidas de Estrab贸n a partir de las que tom贸 de una carta n谩utica.

El Paraliponemon contiene una ep铆stola dedicatoria a los Reyes Cat贸licos escrita en Roma. En ella aprueba la decisi贸n de los monarcas de emprender la conquista del reino de Granada, por eso se ha estimado del a帽o 1482. En 1480 Margarit hab铆a estado en misi贸n diplom谩tica en N谩poles y Venecia para evitar que los turcos se afirmaran en el Adri谩tico, cuando se apoderaron de Otranto (11-VIII- 1480).

Por entonces se suspendieron los preparativos para la guerra de Granada. Tambi茅n intervino en la crisis de Ferrara y en las negociaciones con Sixto IV. A estos graves sucesos se refiere en la dedicatoria a los Reyes Cat贸licos. En 1484, Margarit alcanz贸 el cardenalato de Santa Luc铆a in Silice, como compensaci贸n por los servicios prestados a la Iglesia y a la Monarqu铆a, que solo pudo desempe帽ar durante unos meses porque falleci贸 el 21 de noviembre del mismo a帽o en la ciudad de Roma.

En el mes de mayo hab铆a redactado un memorial de instrucciones sobre el destino de sus bienes, al que acompa帽aba su r煤brica y sello cardenalicio. Uno de sus m谩s preciados libros, la Geograf铆a de Ptolomeo, que se guardaba en Gerona con los dem谩s fondos de su biblioteca, se la regalaba al rey Fernando.

Pero antes dispon铆a que se buscara a un buen pintor en Barcelona que pintase el escudo con el capello cardenalicio en el primer mapa del libro; que se cubriese 茅ste con tela encerada para que no penetrase la humedad y se colocase dentro de una caja, que se hab铆a de cerrar con llave. Sobre la caja se pintar铆an las mismas armas del cardenal.

Probablemente durante el a帽o 1485, cumplidos todos los requisitos de ornato y protecci贸n, su portador Juan de Sarriera, bail铆o general, entreg贸 el c贸dice al monarca. La Geograf铆a de Ptolomeo de Margarit se relaciona con los c贸dices del taller florentino de Massaio y Comminelli de mediados de siglo (Fig. 7).
Como ellos, el mapamundi ptolemaicos proyecci贸n plana. Se termin贸 en 1456, seg煤n se lee en el colof贸n del folio 117r, cuando Margarit desempe帽aba el obispado de Elna (Rosell贸n). Pudo ser encargado a un taller italiano durante una de sus embajadas. Contiene los mapas ptolemaicos: el mapamundi en proyecci贸n c贸nica y los veintis茅is regionales, adem谩s del mapa de Espa帽a moderno(fig.8)






Seg煤n se帽al贸 Sanz Hermida, en 茅ste llaman la atenci贸n el correcto dibujo de la superficie, el Mediterr谩neo, la representaci贸n de monta帽as, r铆os, ciudades y pueblos con el alzado de edificios usados como s铆mbolos convencionales y las distancias entre puntos de costa y entre algunas poblaciones. Este 煤ltimo rasgo le diferencia de otros mapas de Espa帽a de los c贸dices ptolemaicos. Su imagen y perfil costero se inspiran en los portulanos.

El entre ellas Elna. Como el Rosell贸n se incorpor贸 a Francia en 1462, el mapa es anterior a esta fecha. Adem谩s hay itinerarios con distancias de poblaciones: unas relacionadas con el Norte de 脕frica y otras con direcci贸n a Granada, que no se sabe si son de la misma 茅poca o fueron a帽adidos unos a帽os m谩s tarde. No deja de ser significativo el hecho de que cuando supuestamente el Rey recibi贸 la Geograf铆a, comenzaban las campa帽as para la conquista de Granada y, despu茅s, la pol铆tica expansionista del rey Fernando por el Norte de 脕frica, que est谩 bien trazado en el mapa.

Al comienzo del c贸dice (f潞 3r) se halla el escudo de armas de Margarit, que debi贸 iluminar un pintor de Barcelona a comienzos de 1485. El escudo es de gules tres margaritas de oro. De oro un pavo real. Timbrado con corona laureada que sostienen sendos angelotes(fig-6) .

El dise帽o es parecido al del cardenal Piccolomini en el Ptolomeo de Col贸n de la Real Academia de la Historia y a los de otros propietarios de c贸dices iluminados en los talleres italianos (fig 5).


Veamos ahora la etapa en la que supuestamente el c贸dice fue entregado a Fernando el Cat贸lico -a partir de 1485- para seguir los pasos de Col贸n en la Corte. El 20 de enero de 1486, Col贸n es recibido en audiencia por los Reyes Cat贸licos en Alcal谩 de Henares.

La estancia de los monarcas en Salamanca, la llegada de Col贸n a la misma ciudad el 29 de octubre de 1486 y su permanencia en ella con la corte hasta el 30 de enero de 1487, permiten plantear como hip贸tesis que en este intervalo de tiempo Col贸n llegase a conocer el Ptolomeo del monarca. Fray Hernando de Talavera le dio alojamiento en el monasterio jer贸nimo de Montamarta.

En esos a帽os Col贸n recibi贸 varios encargos de los reyes. En opini贸n de Varela Marcos y Le贸n Guerrero seguramente fueron trabajos cartogr谩ficos: 芦traslado de cartas n谩uticas antiguas o portulanos medievales 禄, por los que recibi贸 varios pagos como ayuda de costa y sustento durante noventa y tres d铆as. El primer pago se efectu贸 en Linares por orden de la reina en presencia de Talavera. Col贸n continu贸 su viaje con la corte hasta C贸rdoba (mayo de 1489) y estuvo en algunos campamentos del ej茅rcito cristiano.

Seg煤n Diego Ortiz de Z煤帽iga (1677) se alist贸 en la campa帽a de Baza 芦dando muestras de valor 铆nclito que acompa帽aba su prudencia y altos deseos禄. Nicol谩s de Acero y Abad hace una referencia poco clara a la misma intervenci贸n e incluye en su obra un romance an贸nimo Baza禄.

De todos estos testimonios, Francisco de Paula Valladar escribi贸 un libro sobre Col贸n en Santa Fe y Granada. Parece, pues, probable que estos a帽os en los que Col贸n en los que estuvo con la corte (1485-1489) sean los m谩s indicados para plantear el conocimiento del Ptolomeo de Margarit. Durante la campa帽a de Granada, el c贸dice pasar铆a a manos de Ram铆rez de Villaescusa, en una fecha incierta, quiz谩s durante el cerco de Baza (4 al 12 de diciembre de 1489), pero no hay fuentes documentales que lo puedan confirmar.

No debe resultar extra帽a la sustracci贸n de c贸dices, sobre todo si tenemos en cuenta que en estos a帽os, como ha se帽alado Salvador Miguel, 芦el precio de los libros resultaba tan elevado que se guardaban en arcas junto a las joyas m谩s preciadas禄.

En su estudio sobre los libros de Col贸n, este autor reconoce que 芦entre las primeras adquisiciones de Col贸n debi贸 figurar la Geograf铆a de Ptolomeo (鈥), cuyo ejemplar se ha perdido, ya que es falsa la firma que se le atribuye en un folio del volumen conservado en la Real Academia de la Historia. No hay indicios de cuando Col贸n se hizo con este libro, lo que pudo ocurrir antes o despu茅s del primer viaje禄.

Pues bien, el ejemplar de la Real Academia de la Historia es un incunable de 1478, una aut茅ntica joya de bibliofilia estudiado por Remedios Contreras (1983), aunque ella supon铆a que las anotaciones eran de Bartolom茅 Col贸n de hacia 1484, lo cual le llev贸 a suponer que se trataba del Ptolomeo que posey贸 Col贸n antes del Descubrimiento.

Como ya demostr茅 hace unos a帽os, las notas manuscritas son del siglo XVI avanzado y el incunable debi贸 llegar a manos de Col贸n entre agosto de 1501 y el 11 de mayo de 1502, en que inici贸 el cuarto viaje. Su anagrama, firma y r煤brica son originales y se hallan en el primer folio recto: 芦Christo ferens禄, acompa帽ados de la cita b铆blica (Salmo 92, 4), que posiblemente sea aut贸grafa, 芦Myrabiles elationes maris, myrabilis in altis Dominus禄: 芦Dios es admirable en las turbulencias del mar. Dios es admirable en la maravillosa b贸veda del firmamento 禄(fig.9) .




Es una preciosa evocaci贸n de su pensamiento y sentimiento hacia esas terribles tormentas que hubieron de sufrir el almirante y su tripulaci贸n en la inmensidad del oc茅ano, y del gozo que pod铆a producir la contemplaci贸n del firmamento y del cielo estrellado de las noches serenas, en la misma soledad del oc茅ano. Su primer propietario fue el cardenal Francesco Todeschini Piccolomini (1460-1503), cuyas armas est谩n pintadas en el folio segundo recto. Piccolomini era hijo de una hermana de P铆o II, quien le dio educaci贸n, apellido y armas.

Estudi贸 leyes y se doctor贸 como canonista. Su t铆o le concedi贸 el arzobispado de Siena y el 5 de marzo de 1460 fue nombrado cardenal-diacono con el t铆tulo de San Eustaquio. Hombre muy culto, de gran erudici贸n y dedicado al estudio y a su magisterio, Piccolomini sucedi贸 a Alejandro VI. En honor a P铆o II tom贸 el nombre de P铆o III. Aquejado por la gota y con fr谩gil salud, su pontificado solo dur贸 cuatro semanas: del 22 de septiembre al 18 de octubre
de 1503.

La Cosmograf铆a de la Real Academia de la Historia no se encuentra en el cat谩logo de la biblioteca de su hijo Hernando Col贸n porque despu茅s de la muerte del Almirante debi贸 pasar a otras manos. En efecto, en el Abecedarium B s贸lo est谩n anotadas cuatro ediciones de la Cosmograf铆a impresas en el siglo XVI. La fortuna hist贸rica de este incunable debi贸 ser muy parecida a lo que aconteci贸 con el Ptolomeo del cardenal Margarit.

Nos la cuenta 芦De Col贸n pas贸 este volumen a poder del famoso marino D. 脕lvaro de Baz谩n, primer marqu茅s de Santa Cruz de Mudela y a la muerte de este c茅lebre Almirante qued贸 encerrado en su biblioteca hasta que, a la defunci贸n de la Sra. Marquesa de Santa Cruz, fue adquirido en 1843 por D. Francisco Gonz谩lez Vera, en la actualidad Director del Archivo Central de Alcal谩禄.

A la muerte de Col贸n, antes de llegar a la familia Baz谩n, el incunable pudo incluso quedar depositado por un tiempo en la Cartuja de las Cuevas de Sevilla, con los dem谩s documentos del Almirante. Cabe, pues la posibilidad de que en los a帽os en que prepar贸 su proyecto, Col贸n hubiese tenido en propiedad o conociese otro ejemplar de la Geograf铆a de Ptolomeo, quiz谩s el c贸dice del cardenal Margarit cuando ya era propiedad de Fernando el Cat贸lico.

Acerca de la sustracci贸n o extrav铆o de libros importantes del reinado de los Reyes Cat贸licos como ocurri贸 con las dos Geograf铆as de Ptolomeo: la de Margarit y Fernando el Cat贸lico y la de Piccolomini y Col贸n, cabe recordar otro caso significativo. Hace unos a帽os, con motivo de la exposici贸n que se organiz贸 en la Real Academia de la Historia sobre Isabel la Cat贸lica, encontr茅 un manuscrito 芦Exposici贸n del Pater Noster a la cristian铆sima y muy poderosa reina do帽a Isabel禄, procedente de la biblioteca del marqu茅s de San Rom谩n, el que fue el tercer propietario del Ptolomeo de Col贸n.

Su biblioteca ingres贸 en la Real Academia de la Historia por legado testamentario en 1878. En 茅l encontramos este exlibris en letra del siglo XVI, que recuerda al que lleva el Ptolomeo de Margarit: 芦Esta devota declaraci贸n es de Pedro Fern谩ndez de Collantes, escribano de Valladolid禄.

Este preciado c贸dice debi贸 ser uno de los libros de rezo de la reina, seguramente salido de la pluma de su confesor fray Hernando de Talavera en los primeros a帽os del reinado (ca. 1474 por la titulaci贸n corta que usa: 芦reina de Castilla, de Arag贸n e de 脟e莽illia禄). Pues bien, el libro no figura en los inventarios de sus libros, tapices y cuadros publicados por S谩n chez Cant贸n (1950), pero lo hemos identificado recientemente en el que public贸 Ruiz Garc铆a, con este registro: 芦Otro libro chequito que tiene escrito en莽ima Peticiones del Pater Noster.

Apreci贸se en dos reales. 禄 All铆 se indica su venta a Crist贸bal de Torres por 68 maraved铆es. Despu茅s desapareci贸 misteriosamente. En el siglo XVI lo posey贸 el mencionado escribano vallisoletano. Cuatro siglos m谩s tarde lo adquiri贸 el marqu茅s de San Rom谩n. Hoy se conserva, con los dem谩s libros de su biblioteca, en la Real Academia de la Historia.

CONCLUSI脫N
La Geograf铆a de Ptolomeo del cardenal Juan Margarit y Pau (1456) es, pues, uno de los c贸dices que circularon por Espa帽a en los a帽os en que Col贸n intentaba ofrecer su proyecto a los Reyes Cat贸licos (1484-1485). Su regalo al rey Fernando sugiere que Col贸n lo hubiese consultado durante su estancia en la corte.

Sus mapas y motivos decorativos se relacionan con los c贸dices italianos iluminados para destacados humanistas: Alfonso V de N谩poles (dos ejemplares), Federico de Montefeltro, duque de Urbino, y los de algunos cardenales y obispos italianos. Estos mecenas fueron defensores de la cultura y saber de la Antig眉edad y contribuyeron a mejorar los conocimientos geogr谩ficos de su 茅poca. A este respecto, el cardenal Juan Margarit y Pau fue uno de sus mejores representantes.

El mapa moderno de Espa帽a de su Geograf铆a supera en calidad e informaci贸n geogr谩fica (itinerarios con distancias y mucha toponimia) a los dem谩s c贸dices italianos. Como ya se帽al贸 Jos, la vigencia de la Geograf铆a de Ptolomeo en estos a帽os abunda en que fuese tambi茅n una de las lecturas m谩s importantes de Col贸n para argumentar su proyecto a los monarcas.

Del tratado de Ptolomeo, Col贸n pudo conocer las ideas de Marino de Tiro sobre la longitud del oc茅ano, cuyas dimensiones m谩s reducidas 芦invitaban禄 a cruzarlo desde poniente para alcanzar el levante (fig.10).


Adem谩s de estas fuentes, Col贸n tuvo en cuenta otros argumentos defendidos por autores cl谩sicos (Plinio, Arist贸teles, S茅neca, entre otros) y afirmaciones pseudob铆blicas (Esdras), la Historia rerum de P铆o II, el libro de Marco Polo e Imago Mundi de Pedro D鈥橝illy. De estos dos 煤ltimos autores, Col贸n calcul贸 y aproxim贸 la anchura del oc茅ano para defender su teor铆a.


Fuente:
LA CARTOGRAF脥A PTOLEMAICA,PRECEDENTE CIENT脥FICO DE LA LLEGADA A TIERRA FIRME

ART脥CULO DE CARMEN MANSO PORTO REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA


REFERENCIAS E INDICIOS DE LA GEOGRAF脥A DE PTOLOMEO EN EL PROYECTO COLOMBINO




versió per imprimir

Comentaris publicats

    Afegeix-hi un comentari:

    Nom a mostrar:
    E-mail:
    Genera una nova imatge
    Introdu茂u el codi de seguretat
    Accepto les condicions d'ús següents:

    Per a participar en els comentaris l'usuari es compromet a complir i acceptar les següents normes bàsiques de conducta:

    • Respectar les opinions de la resta dels participants al fòrum, tot i no compartir-les necessàriament.
    • Abstenir-se d'insultar o utilitzar un llenguatge ofensiu, racista, violent o xenòfob, i no tenir cap conducta contrària a la legislació vigent i a l'ordre públic.
    • No enviar cap contingut amb copyright sense el permís del propietari. Si es considera oportú facilitar continguts d'internet amb copyright, cal escriure la URL completa perquè els altres usuaris puguin enllaçar-hi i descarregar-se els continguts des de la pàgina propietària.
    • Publicitat: No es permet enviar continguts promocionals i/o publicitaris.