ARTICLES » 151

La expedición militar mallorquina de 1366 a las islas Canarias

La expedici√≥n militar mallorquina de 1366a las islas Canarias;,.;v;,},;'.,1. PRIMEROS CONTACTOS ENTRE MALLORCA y CANARIASLas expediciones a las islas Canarias de los navegantes mediterr√°-neos se datan en el primer tercio del siglo XIV. De otros pueblos hist√≥ricosque las visitaron ocasionalmente en tiempos remotos, como losromanos, est√°n apareciendo en el archipi√©lago vestigios arqueol√≥gicosdel m√°s apasionante y controvertido inter√©s. Pero habr√° que esperara la fecha arriba indicada para que se compruebe, con respaldo cartogr√°flcoy documental de imponderable valor, la presencia de genoveses,mallorquines y catalanes dentro del √°rea del archipi√©lago atl√°ntico.Ci√Ī√©ndonos, en nuestro caso concreto, a las expediciones bale√°ricas,remitimos al curioso lector a nuestro libro: El obispado de Telde.Misioneros mallorquines y catalanes en el Atl√°ntico, aparecido en 1960,donde se hallar√° copiosa informaci√≥n, literaria y documental, sobreeste apasionante cap√≠tulo de la historia de los descubrimientos y losviajes 1. De sus datos nos serviremos, en apretada s√≠ntesis, para encuadrary ambientar la expedici√≥n militar mallorquina de 1366 a las islasCanarias, capitaneada por el m√≠lite Juan de Mora y que ha permanecidohasta ahora inadvertida entre los folio s de uno de los registrosdel Archivo de la Corona de Arag√≥n.Las primeras expediciones mallorquinas hay que datarlas entre1340-1350. Tuvieron que ser reiteradas en cuanto a n√ļmero, aunquela documentaci√≥n oficial no haya revelado hasta ahora m√°s que lafamosa de 1342, emprendida por los capitanes Francesc des Valer yDomingo Gual, a bordo de las cocas ¬ęSanta Cr√©u¬Ľ, ¬ęSanta Magda-1 Patronato de la ¬ęCasa de Col√≥n¬Ľ. Biblioteca Atl√°ntica. Madrid, 1960, 188 pp.Estudios en memoria del Profesor D. Salvador de Mox6, 11. U. C. M. 1982 (497-504)498 Antonio Rum√©u de Armaslena¬Ľ, ¬ęSant Joan¬Ľ y una cuarta m√°s de nombre desconocido. Se tratabade una empresa comercial privada, en la que participaron diversossocios armadores, con apoyo y respaldo oficial, puesto que lost√≠tulos y las cartas de crencia le van a ser despachados por Roger deRovenach, lugarteniente del rey de Mallorca, Jaime III. Puede darsecomo seguro que el objetivo de estas primeras expediciones era depredador,con la finalidad exclusiva de capturan ind√≠genas, para suulterior venta en los mercados esclavistas mediterr√°neos, y adue√Īarsede ganado menor, ovejas y cabras, particularmente 2La fama de las islas Canarias, envuelta en cendales mitol√≥gicos, sedej√≥ sentir en las antec√°maras palatinas. El pont√≠fice Clemente VI,preocupado por la cristianizaci√≥n de los abor√≠genes, tom√≥ la firme resoluci√≥nde erigir, en 1344, un nuevo reino atl√°ntico, al que denomin√©Principado de la Fortuna, adjudic√°ndolo al infante, de estirpe castellana,don Luis de la Cerda o de Espa√Īa, conde de Clermont y almirantede Francia. Este v√°stago de la casa real de Borgo√Īa, moviliz√≥sus recursos y solicit√≥ las m√°s diversas colaboraciones, pero nuncalleg√≥ a posesionarse del fant√°stico trono>.Mayor trascendencia revisti√≥, en cambio, la decisi√≥n que tom√≥ elpropio papa Clemente VI, al erigir, una d√©cada m√°s tarde, el obispadode la Fortuna, para que procurase la evangelizaci√≥n de los abor√≠genes.El primer prelado se llam√≥ fray Bernardo, de la orden de Monte Carmelo,designado para la alta misi√≥n por medio de la bula ¬ęCoelestisrex regumx, dc 7 de noviembre de 1351. Iniciada la catequesis, los misionerosmallorquines se establecieron dentro del reino de Tolde, enla Isla de Gran Canaria. Este fue el motivo por el cual la nueva di√≥-cesis pas√≥ a t√≠tularse obispado de Teide tEn el intermedio entre una y otra decisi√≥n de Clemente VI se hab√≠anproducido en Mallorca importantes acontecimientos pol√≠ticos.El m√°s relevante de todos, el destronamiento del monarca de la islamediterr√°nea, Jaime III; la consiguiente desaparici√≥n del reino y laproclamaci√≥n como soberano del rey de Arag√≥n, Pedro IV (1343)>.¬ŅAbrigaron los reyes de Arag√≥n prop√≥sitos de soberan√≠a sobre elarchipi√©lago canario, sometido a la acci√≥n misional de cofrades, seglaresy religiosos regulares? Hay que contestar afirmativamente, porconservarse valiosos testimonios en el sentido expresado.2 El obispado de Telde, pp. 29-35. Antonio RUMEU On AUMAs.- ¬ęMallorquines enel Atl√°ntico¬Ľ, en Homenaje a El√≠as Serra Rafols. La Laguna, 1970, tomo III,pp. 262-264. Eran patrones do las naos Pone Magro, Bartolonieu Giges y GuiIbmPone.Ib√≠dem (Ef obispado. ~3,pp. 39-43.Ib√≠dem, pp. 46-StEl obispado de Tolde. Misioneros mallorquines y catalanes en el Atldntico,pp. 55-56.La expedici√≥n militar mallorquina de 1366... 499En 1352, dos piadosos mercaderes mallorquines, Joan Doria y JanmeSegarra, organizaron una nueva expedici√≥n evangelizadora a lasislas Canarias, en la que se enrolaron treinta misioneros bale√°ricosjunto con doce ap√≥stoles ne√≥fitos ind√≠genas, instruidos previamenteen las verdades de la fe. Clemente VI hab√≠a otorgado a los expedicionariostoda suerte de indulgencias y gracias espirituales. Por su parte,el monarca Pedro IV se apresur√≥ a brindar a los promotores su apoyoy protecci√≥n.En un documento expedido el 14 de mayo de 1352, se daban instruccionesmuy precisas al capit√°n de la expedici√≥n, Arnaldo Roger,por parte del lugarteniente Guill√©n de Llagostera. El p√°rrafo que m√°snos interesa dec√≠a as√≠: ‚Äė, domiciliado en la ciudad de Palma deMallorca, para aprovechar el agua de una fuente llamada ¬ęmestreArchivo de la Corona de Arag√≥n (a partir de ahora ser√° citada con la siglaA. C. A.): Maioricarunn registro 1424, [olio 84v. El texto √≠ntegro puede verseen el Ap√©ndice.‚Äú Antonio DE BorARULJ.: Cr√≥nica del rey de Arag√≥n D. Pedro IV o del Punyalet.Barcelona, 1850, p. 379. Cr√≥nica de Pere el Ceremoni√≥s. Edici√≥n de Fern√°nSoldovila en publicaci√≥n conjunta titulada ‚ÄúLes quatre grans cr√≥niq-uos¬Ľ. Barcelona,1971, pp. 1001-1158. Jer√≥nimo ZURITA: Anales de Arag√≥n. Instituci√≥n ¬ęFernandoel Cat√≥lico,,. Zaragoza, 1978, tomo IV, libros VIII, IX y X.La expedici√≥n militar mallorquina de 1366... 501Pere‚Äô>, con objeto de utilizarla en el movimiento de molinos harineros11y traperos -Con posterioridad a la expedici√≥n canariense, hemos encontradootros cuatro documentos. Por el primero, 28 de octubre de 1369, esnombrado veguer <‚Äėforensis¬Ľ de la isla de Mallorca‚ÄĚ. Por el segundo,1 de septiembre de 1370, es designado guarda y custodio del castillode <‚ÄėSenthuirio‚Äô>, emplazado en id√©ntica demarcaci√≥n‚ÄĚ. Por lo que respectaal tercero, 3 de febrero de 1382, se le autoriza a canalizar lasaguas de la fuente de Canet ‚Äė<.El cuarto y √ļltimo documento, 12 de septiembre de 1385, hace referenciaa Joan de Mora, doncel, hijo de nuestro biografiado. El reyPedro IV le hace gracia de un ¬ęmarginal¬Ľ en el t√©rmino de ¬ęPobla deVyalfag¬Ľ, en la isla de Mallorca, donde puede apacentar sus ganados ‚Äú.El docuhento clavo sobre la expedici√≥n militar a Canarias est√° expedidopor el rey Pedro IV en la ciudad de Zaragoza, el 26 de juniode 1366. Va dirigido a Pedro Cardona, ¬ęatarazanero de la atarazanade nuestra ciudad de Mallorca¬Ľ. Y se identifica al capit√°n como <‚Äėdilectusnoster Johannes de Mora, miles¬Ľ.La empresa b√©lica es definida en estos t√©rminos: ¬ęquatenus ad opusarmamcnti quod. - - Johannes de Mora. - - facturus est coram insulas deCanaria et alios hostes nostros. - ¬Ľ; texto que se corresponde con latraducci√≥n siguiente: ‚Äė




versió per imprimir

    Introdu√Įu el codi de seguretat