La vaca cegahisto.cat



10-03-2014  (1207 lectures) Categoria: Articles

PRIMERES ENSENYES..

Cliqueu ací per a l'article de l'ABC

Cliqueu aci per l'article esborrat de l'armada "Catalu√Īa y Arag√≥n"

En esta web se confund√≠an hechos significativos que entran de lleno en la historia del Reino de Arag√≥n y, por extensi√≥n, de la g√©nesis del actual Reino de Espa√Īa. En el apartado dedicado a las ¬ęprimeras ense√Īas¬Ľ, esta web presentaba la aut√©ntica bandera del Reino de Arag√≥n como originaria de Catalu√Īa.

 

Catalu√Īa y Arag√≥n (Historia de la Armada)

El escudo de Catalu√Īa es muy conocido por la leyenda, que se le atribuye a¬†Carlos "el Calvo", rey de Francia (875-877), que para premiar el valor delconde de Barcelona, Wilfredo "el Velloso" (873-898), moj√≥ cuatro dedos de la mano en la sangre del guerrero y los marc√≥ en el escudo de √©ste.


Imagen:Bandera del Antiguo Reino de Aragón

Bandera del Antiguo Reino de Aragón

Imagen:Bandera del Antiguo Reino de Sicilia

Bandera del Antiguo Reino de Sicilia


Desde el a√Īo 1096, bajo el reinado de Pedro I, se utiliz√≥ un estandarte en plata con la cruz de San Jorge. En cada espacio libre, una cabeza negra diademada de blanco y en la frente una venda andada atr√°s. Las cuatro cabezas representaban los cuatro reyes moros derrotados por¬†Pedro I en labatalla de Acoraz (1096).

La simbolog√≠a del escudo catal√°n define el origen de √©ste, no como palos de gules sobre campo dorado, sino como bastones, bastones de mando, de oro sobre fondo rojo; bas√°ndonos en que¬†Ram√≥n Berenguer III "el Grande" (1097-1131) usaba en sus sellos tres palos, razonablemente por haber reunido los¬†condados de Barcelona, Besal√ļ y Provenza ; al unirse Catalu√Īa con Arag√≥n por el matrimonio de la¬†princesa Petronila, hija de¬†Ramiro el Monje, con el del¬†conde de Barcelona, Ram√≥n Berenguer IV "el Santo" (1131-1162), las primitivas¬†armas de Arag√≥n, cruceta de plata, la cruz de san Jorge y cuatro cabezas de moro, cedieron lugar preferente a las de la casa real catalana y los bastones de oro representar√≠an al monarca como rey de Arag√≥n, conde de Barcelona y se√Īor de Montpellier.

Existe otra posible versión para el uso de las barras como divisa de Aragón, y es que dado que los reyes de Aragón eran feudatarios de la Santa Sede, debieron usar en sus escritos cintas de los colores de Roma, rojo y amarillo, como muestra de protección papal, y que con el tiempo pasaron al escudo y la bandera.

Imagen:Escudo de Aragón
Imagen:Escudo de los Condes de Barcelona

Imagen:Ense√Īa Coronada Valenciana (1365)

Se√Īera coronada valenciana (1365)

Imagen:Pendón de la Conquista de Valencia (1238)

Pendón de la conquista de Valencia (1238)


Hasta el a√Īo 1137, Arag√≥n no desarroll√≥ su marina.

El¬†Pend√≥n de la Conquista (Pen√≥ de la Conquesta), reproducci√≥n fiel de¬†La Se√Īera Real de¬†Jaime I se le concede a la Ciudad y Reino de Valencia por este rey hacia fines de 1238, probablemente cuando ya se hab√≠a a√Īadido un quinto bast√≥n dorado que simbolizaba a Valencia. La inscripci√≥n en lat√≠n: "A√Īo-1-2-3-8" que figura en la parte superior de las barras amarillas, fu√© con seguridad a√Īadida mucho despu√©s.

La¬†Se√Īera Valenciana o¬†Se√Īera coronada es la tradicional "Senyera", sus colores simb√≥licos los forman cuatro barras de gules sobre fondo de oro, coronadas sobre franja transversal azul junto al asta adornada con lambrequines, esta bandera contiene franjas rojas sobre fondo amarillo porque en su d√≠a Valencia perteneci√≥ a la Corona de Arag√≥n, y fue concedida a la ciudad de Valencia por¬†Pedro IV el Ceremonioso, como reconocimiento a la resistencia opuesta por esta ciudad a¬†Pedro I el Cruel de Castilla, durante la¬†Guerra de los dos Pedros (1356-1365), por lo que inicialmente podr√≠a haberse tratado de una se√Īal her√°ldica que fue evolucionando hasta adoptar la forma de una bandera, con una corona sobre las barras de los reyes de la Corona de Arag√≥n, convirti√©ndose con el paso del tiempo y en la actualidad en la bandera de la Comunidad Valenciana. En la moharra, sobre el yelmo, un "rat penat", √≥ murci√©lago. Esta ense√Īa tiene honores de Capit√°n General con mando en plaza.


Imagen:Bandera del Reino de Aragón (1229-finales siglo XIII)

Bandera del reino de Aragón (1229-finales siglo XIII)


Al extender sus dominios¬†Jaime I "el Conquistador" (1213-1276) ir√≠a sumando bastones de oro a su escudo, como parece desprenderse del estudio de los sellos posteriores a 1241, ya que para entonces ser√≠a soberano de¬†Arag√≥n,¬†Mallorca y¬†Valencia,¬†conde de Barcelona y¬†se√Īor del Rosell√≥n. Otra muestra que corrobora este dato puede ser las banderas reales que este rey enarbol√≥ en la conquista de Mallorca, donde pueden contarse cinco y ocho listas amarillas.

Cuando en Aragón reinaba Jaime I, el Batallador y Conquistador, junto con uno de sus Almirantes, Roger de Lauria, y con sus almogávares, consiguió tantas victorias y poder en el Mediterráneo que se decía:


"Ni galera ni otra armada alguna se atreviera a andar sobre la mar sin salvoconducto del Rey de Aragón, y no solamente ni nave ni otro bajel, pero ni los peces osaban levantar cabeza en ella sin llevar un escudo con las armas de Aragón ..."


Pedro III "el Grande" (1276-1285) hered√≥ s√≥lo los reinos de¬†Arag√≥n y¬†Valencia y el¬†condado de Catalu√Īa, pero pudo a√Īadir el cuarto palo por el¬†reino de Sicilia.


Imagen:Bandera de la Marina de Aragón (1263-1516)

Bandera de la Marina de Aragón (1263-1516)


Juan II (1458-1479), primero que introduce los palos en las monedas, representa el escudo con seis bastones salientes, razón que puede encontrarse en que el monarca tuvo bajo su cetro a Navarra, Aragón, Sicilia, Valencia, Mallorca y los condados de Barcelona, Urgel y Rosellón, entre los tres equivalentes a un reino.


PRIMERAS ENSE√ĎAS

Inmediatamente antes de la invasi√≥n de Roma se conocen ya determinados signos ib√©ricos, tal como una forma de cruz gamada, que aparece esculpida en piedras de la milenaria Galicia y de otras religiones c√°ntabras. El toro, objeto de culto de los iberos; el drago de C√°diz; el jinete Tucci, dios de la guerra, y otros que aparecen en las monedas de la √©poca como clara representaci√≥n de las ciudades o pueblos que la acu√Īaron.

Bandera de Mesnada Castellana
Bandera de mesnada castellana
(siglo XI)

De las llamadas banderas con cola, su formato pentagonal responde a que la farpa despliegue suficientemente el motivo central, en este caso un castillo sobre fondo rojo y blanco.

Tenemos varios testimonios de la utilizaci√≥n de insignias por los primitivos espa√Īoles; as√≠, Tito Livio (59 a.C-17 d.C), en su Historia de Roma, dice que los hispanos llevaban en alto, guiando sus marchas, una ense√Īa. La bandera de lienzo se emple√≥ por la caballer√≠a y normalmente era blanca, con el nombre del general escrito con letras rojas.

Los visigodos, a√ļn antes de entrar en Espa√Īa, debieron usar banderas rojas copiadas de las llevadas por generales romanos bajo cuyas √≥rdenes combatieron, ya que la bandera blanca era el s√≠mbolo del emperador, esto lo da a entender San Isidoro en sus Etimolog√≠as, y San Juli√°n, arzobispo de Toledo, en el cap√≠tulo 16 de su Historia de Wamba, cita los estandartes y ense√Īas de las tropas.

Tambi√©n se poseen documentos escritos y gr√°ficos del siglo XIII relativos a las ense√Īas. Esta se llamaba pend√≥n, cuando la llevaba el Concejo o Ayuntamiento; gui√≥n, si era el Ej√©rcito, y estandarte, si la Armada. La ense√Īa personal del monarca era el estandarte o pend√≥n real de Castilla, que siempre fue carmes√≠ con las armas reales.

Pendon de Baeza
Pendón de Baeza
(1147)

Este pend√≥n tambi√©n es conocido con el nombre de Pend√≥n de San Isidoro. En √©l se ve al Santo tal como la tradici√≥n atestigua que se apareci√≥ a Alfonso VIII sobre la ciudad de Baeza y se la hizo tomar. San Isidoro se muestra a caballo, vestido de pontificial y capa pluvial, con la cruz en una mano y una espada en la otra; en lo alto, surgiendo de los cielos, el brazo armado de Santiago Ap√≥stol. Los castillos y leones que aparecen en el escudo marginal y en la parte superior de la tela posiblemente fueron a√Īadidos tras la uni√≥n de los dos reinos por Fernando III "el Santo" (1230). Es una antigua reliquia nacional, con honores de Capit√°n General. Presidi√≥, hasta la toma de Granada, todas las victorias de las armas espa√Īolas.

Escudo de CastillaDe la adopci√≥n del castillo como s√≠mbolo de Castilla, tenemos, entre otros testimonios, el del P. Berganza, general de los benedictinos, te√≥logo e historiador (1670-1738), quien al tratar el origen de los sellos, afirma la existencia, en el monasterio de San Pedro de Carde√Īa (Burgos), de cartas originales de donaci√≥n hechas por el conde Garci Fern√°ndez a su mujer, do√Īa Ana, en los a√Īos 971 y 972, donde se hallan estampados sellos en los que se ve un castillo con tres torres y una cruz sobre el del medio. Alfonso VIII (¬Ņ1156?-1214) en el comienzo de su reinado usaba un sello con dos torres y una cabeza humana entre ellas, que luego cambio por otro con tres torres y seis huecos. Fue Fernando III el Santo, rey de Castilla y Le√≥n (1201-1252), el primero que cuartel√≥ el escudo con castillos y leones con motivo de la uni√≥n de ambos reinos.

Bandera Real de Castilla y León
Bandera Real de Castilla y León
(siglo XIII)
La bandera real se√Īala la presencia pr√≥xima del monarca, del mismo modo que se sigue haciendo hoy.

Escudo de Asturias Los monarcas de Asturias y le√≥n usaron la cruz de la Victoria, o cruz de Covadonga, aunque parece que Pelayo antes de dicha batalla emple√≥ un le√≥n de gules en escudo de plata, posteriormente modificado por Alfonso VII, rey de Le√≥n (1105-1157), que fue el primero en usar el le√≥n, pasante, represent√°ndolo con una mano alzada, generalmente la diestra; cara humana y sin corona, algunas veces sin color y otras, la mayor√≠a, p√ļrpura, sobre fondo de oro o plata.

Escudo de Arag√≥n En Arag√≥n, desde 1096 bajo el reinado de Pedro I (¬Ņ1068?-1104), se utiliz√≥, en campo blanco o de plata, la cruz roja de San Jorge; en cada espacio de los que deja la cruz, una cabeza negra, diademada de blanco; en la frente, una venda atada atr√°s, formando un lazo y las puntas sueltas; estas cuatro cabezas negras representaban a cuatro reyes moros, a los que derrot√≥ en la batalla de Acoraz (1095). Al unirse Arag√≥n con Catalu√Īa, por el matrimonio de do√Īa Petronila, hija de Ramiro el Monje, con Ram√≥n Berenguer IV, conde de Barcelona (1131-1162), el a√Īo 1137, el reino adopt√≥ las armas de este √ļltimo - que desde Wilfredo el Velloso eran los cuatro bastones, mal llamadas barras, rojos sobre fondo amarillo -, ya que entre las condiciones del concertado matrimonio y sucesi√≥n a la Corona se incluy√≥ la de que las insignias de Arag√≥n se llevar√≠an en la cimera, y las de Catalu√Īa en el escudo, banderas y estandartes, habiendo de llevar √©ste un ricohombre de Arag√≥n.

Escudo de LeónJerónimo Zurita (1512-1580), en sus Anales de Aragón, dice que el escudo y la bandera del reino de Navarra eran rojos, admitiéndose como el emblema más antiguo conocido el de la cruz sobre la copa de un árbol. Después de la batalla de las Navas de Tolosa (1212), Sancho VII el Fuerte (1194-1234) lo sustituyó por una cadena de oro con una esmeralda en el centro (escudo de gules y una cadena puesta en orla, cruz y sotuer).

El primer legislador en materia de ense√Īas fue Alfonso X el Sabio, rey de castilla y de le√≥n (1221-1284), en su C√≥digo de las Siete Partidas, compilaci√≥n normativa de los usos y costumbres de la √©poca, donde reglamenta tambi√©n la forma, uso y denominaci√≥n de las ense√Īas.

Bandera del Antiguo Reino de Granada
Bandera del antiguo reino de Granada

La bandera de Granada representa la primera sura del Corán: "Sólo hay un Dios".

As√≠ en la Partida II, t√≠t. XXIII, Ley 12, de √©sta, dice: " Sennales conoscidas pusieron antigu-amente, que truxesen los grandes homes en sus fechos √≥ mayormente enn los de guerra. Porque es fecho de grand peligro en que conviene que ayan los omes mayor acandillamiento, as√≠ como de suso diximos. Ca non tan solamente se han de acabdillar por la palabra, √≥ por mandamiento de los cabdillos, mas aun por sennales. E estas son de muchas maneras (...). Mas las mayores sennales, √© las mas conoscidas, son las se√Īas, √© los pendones. E todo esto fizieron por dos razones. La una, porque mejor guadasen los cavalleros a sus se√Īores. La otra, porque fuesen conoscidos, quales fazian bien o mal. E estas se√Īas, √© pendones son de muchas maneras ..." La Ley 14, cita entre otros, el siguiente: " E el Almirante mayor de la mar deve llevar, en la galea, de se√Īal de sus armas. E todos los otros pendones qu e truxese en ella menores, puedelos aun traer de se√Īa, porque todas las otras galeas, que se han de acabdillar por √©l, all√≠ conozcan la suya en que √©l va. Mas en todos los otros nav√≠os de la hueste, non deven traer se√Īa, si non del Rey, y del Se√Īor que mand√≥ fazer la Armada. Fuera ende que el comitre de cada galea, que puede llevar en ella un pend√≥n de sus se√Īas, porque se acabdille su compa√Īa, √© sepa qual faze bien √≥ mal. "

Las Ordenanzas Navales de Aragón, redactadas por Bernardo de Cabrera, durante el reinado de Pedro IV el Ceremonioso (1319-1387), dan análogas normas:

"Siempre que haya escuadra de cuarenta galeras para arriba, la galera del general llevar√° un estandarte no tan grande como el mayor, el cual estar√° en el tendal sobre la carroza, a fin de que se conozca su galera. Y los vicealmirantes tendr√°n sobre la carroza de sus galeras una bandera real, a fin de que se conozcan ser suyas ... En ninguna escuadra donde haya capit√°n general, almirante, vicealmirante √≥ lugarteniente de ellos, nadie podr√° llevar bandera con su divisa, excepto el que fuese noble o rico-hombre, se√Īor de pend√≥n, despu√©s que la galera de los sobredichos habr√° hecho el saludo. Antes bien, deber√°n llevar solamente bandera con la divisa del se√Īor Rey y la del Almirante, Capit√°n general, o del que fuere jefe de la Armada. Pero podr√°n llevar banderolas cuadras con su propia divisa cuantas quieran, en la proa."

Escudo cuartelado de Castilla y León

En 1396, un acuerdo del Parlamento barcelonés ordena que las galeras no lleven banderas con otra divisa que la del Condado de Barcelona.

A√Īos m√°s tarde, Fernando Mej√≠a, mos√©n Diego de Valera y otros historiadores, ampl√≠an la materia, dando noticia de las diversas ense√Īas nacionales y extranjeras de su √©poca. Mos√©n Diego de Valera (1412-1486) en su Ceremonial del Pr√≠ncipes o Cr√≥nicas de Enrique IV y, principalmente en su Tratado de Armas o Tratado de los riesgos √© desaf√≠os que entre los caballeros e hijos dalgo se acostumbran hacer, seg√ļn las costumbres de Espa√Īa, Francia, Italia, Inglaterra ..., dedicado al rey don Alonso V de Portugal, dice que los nombres de las ense√Īas son siete:

  • Bandera: propia de de los reyes, duques, marqueses, condes, vizcondes, almirantes y barones.
  • Pend√≥n: lo usan las √≥rdenes, como las de Santiago, Calatrava, Alc√°ntara y San Juan.
  • Pal√≥n: corresponde a las ciudades, villas y comunidades.
  • Gr√≠mpola: deben ponerla los caballeros o gentilhombres sobre su sepultura, aunque tambi√©n pueden utilizarla en las batallas en liza.
  • Git√≥n: lo llevan los emperadores y reyes cerca de su persona para se√Īalar su presencia y, en su ausencia, los condestables, capitanes generales o presidentes de las huestes.
  • Estandarte: corresponde a todo caballero, gentilhombre o capit√°n que tiene a su cargo el gobierno de gente de armas.
  • Confal√≥n: es como el estandarte, pero m√°s peque√Īo, y suelen usarlo los capitanes con poca gente.

El empleo de banderas y dem√°s ense√Īas se hallaba ya reglamentado jer√°rquicamente; la bandera real se distingu√≠a de todas las dem√°s - cuadradas - por ser m√°s larga que ancha.

Escudo de los Condes de Barcelona

Al instituir don Alfonso XI, rey de Castilla y de Le√≥n (1311-1350), la Orden de Caballer√≠a de la Banda, comenz√≥ el uso del gui√≥n o pend√≥n de la divisa, ense√Īa que lleg√≥ a ser privativa de los monarcas, siendo usada sin interrupci√≥n hasta Carlos I. Este gui√≥n con la banda indicaba ya claramente la separaci√≥n de divisas entre el monarca y la naci√≥n. En cuanto al gui√≥n con las armas reales era el que llevaban los condestables, capitanes generales y almirantes en ausencia, as√≠ como tambi√©n los se√Īores, maestres de Ordenes Militares, prelados que tuvieron mando de tropas o embarcaciones.

Claramente lo específica Gonzalo Fernández de Oviedo (1476-1557) en su Libro de la Cámara Real del Príncipe D. Juan, donde podemos leer: "Aunque el Capitán General puede acostumbrar traer en el campo Guión, el cual sólo usa el Rey usa ... Un caballero criado de esta Real Casa lleva una lanza encima de su caballo, cuando las personas reales cabalgan de camino ó cuando están en la guerra; en la dicha lanza está una bandera cuadrada de cuatro ó cinco palmos en cada parte ó cuadro, con la divisa de la Banda real de Castilla. El que la lleva donde se halla la persona del Rey es el alférez real, oficio de grande autoridad y honor ". La Banda Real ocupaba la diagonal de la bandera, llevando en los extremos dos cabezas de sierpe doradas.

Estandarte de la Orden Militar de Santiago
Estandarte de la Orden Militar de Santiago
(1406)

Merece la pena recordar la arenga que Jaime II, rey de Arag√≥n (1264-1327), dirigi√≥ a su hijo, el infante don Alfonso, al marchar a la conquista de Cerde√Īa (1322) con una armada de 300 velas.

" Aquí os entrego la bandera nuestra antigua, la cual tiene un singular privilegio que es preciso guardéis bien, el cual privilegio no está falsificado ni improbado antes; es, pues, limpio y sin falsificación o mácula alguna, y sellado con sellos de oro, y es que en ninguna ocasión que nuestra bandera real haya estado en campo alguno, jamás fue vencida ni desbaratada; siendo, pues, preciso que me guardéis bien este privilegio y me lo devolváis entero y bueno como os lo encomiendo ".

Orden de Caballería de la BandaEn cuanto al lugar en que debe estar situado el estandarte a bordo, las Ordenanzas Navales de Aragón de 1354, disponían que: " Como haya sido costumbre hasta aquí que el general con toda la gente esté de pie derecho alrededor del estandarte, el cual está puesto en el tercio de la galera, y esto no sea bien hecho, por cuanto las batallas de mar duran mucho y sólo de estar tan armado en pie dicho general tiene harto que hacer y no puede mandar ni ordenar lo que conviene proveer en la galera y en la batalla, por este motivo parece será mejor que allí donde está el estandarte se pongan por el cómitre dos tablados buenos en que puedan estar bien los que guardan el estandarte, en cuyo sitio esté la guardia del general, a la cual se darán paveses de cuenta del rey, y que el general esté sentado a la popa entre los Consejeros, los que él quisiere escoger, con quienes, sin perder momento, pueda aconsejarse de lo que le pareciere más conveniente ..., pero si su galera fuere entrada, entonces debe recogerse el estandarte para defenderlo ó morir junto a él ".

Las Ordenanzas Navales de Pedro IV determinaban que el jefe superior de la fuerza armada, llegando a la categoría de condestable, capitán general o almirante no podría usar distintivos ni otro que no fuese el de las Armas Reales, divisa de su nación.

Durante la Edad Media el origen de los barcos se indicaba con grandes emblemas y con los escudos de los caballeros embarcados. La ense√Īa real o del almirante se situaba a popa y en el tope del m√°stil.

En los barcos mercantes también se solía situar en el mástil una cruz sobre un gallardete con los colores del puerto de origen y a veces, una grímpola con los del propietario.