La vaca cegahisto.cat



22-10-2013  (1395 lectures) Categoria: Articles

Concurs ABC sobre Colom

ABC 5 de mayo de 1927

ABC 5 de mayo de 1927

¬ŅCUAL ES LA VERDADERA NACIONALIDAD DE CRISTOBAL COLON? ABC 1927

Lo esperábamos algunos escritores y superhombres, en vez de haber coadyuvado al esclarecimiento de la nacionalidad de Cristóbal Colón, se dedican a publicar ar­tículos absurdos y festivos. No nos referi­mos, naturalmente, a los que, creyendo de buena fe que Colón era genovés, catalán, vizcaíno o gallego, sostienen su creencia en forma respetable y digna.

La conducta de los mencionados espa√Īo¬≠les contrasta notablemente con la de los italianos que, tanto en Am√©rica como en Madrid, se han negado a traducir los es¬≠critos que aducen pruebas en favor de la nacionalidad espa√Īola de Col√≥n. Merece la pena de ser registrado el hecho.

Porque entendimos que era de un inter√©s¬†hist√≥rico extraordinario que un Tribuna; internacional, rodeado de toda clase de ga¬≠rant√≠as, proclamase la verdadera naciona¬≠lidad de Crist√≥bal Col√≥n, abrimos este con¬≠curso‚ÄĒsin perdonar trabajos ni sacrifi¬≠cios‚ÄĒ, para que concurriesen a √©l cuantos creyesen que pod√≠an aportar pruebas sobre el nacimiento del descubridor del Nuevo Mundo. Y no nos equivocamos. De Ingla¬≠terra, de Am√©rica y de Espa√Īa, hemos ya recibido ¬†interesant√≠simos escritos que recti¬≠ficar√°n en absoluto antiguos errores his¬≠t√≥ricos.

Nosotros hemos tenido siempre el con¬≠vencimiento de que Crist√≥bal Col√≥n era es¬≠pa√Īol: ¬Ņgallego, vizca√≠no," catal√°n?, en cualquier¬†regi√≥n en que hubiese nacido ser√≠a un honor para Espa√Īa, pese a los que ahora quieren deshonrar su memoria, como si no existiese el hecho determinante y probado de que,¬†al conquistar la confianza de los Reyes Cat√≥licos y al inspirarla a los insig¬≠nes marinos que se pusieron a sus √≥rdenes para realizar la gloriosa empresa, sus conocimientos y su valer supieron imponerse.

En tanto que 110 se demuestre lo contra¬≠rio, puede, con hechos, afirmarse que Cris¬≠t√≥bal Col√≥n naci√≥ y vivi√≥ en la provincia de Pontevedra. Naveg√≥ desde muy joven, arrib√≥ a Portugal despu√©s, de un naufragio y. desde esta naci√≥n regres√≥ a Espa√Īa.

Las primeras tierras descubiertas fueron bautizadas por Cristóbal Colón con los nom­bres de pueblos y lugares de la ria de Pon­tevedra. De ser Colón genovés, vizcaíno o catalán, lo natural hubiera sido el empleo ele nombres vizcaínos, genoveses o cata­lanes.

Es conocida la carabela capitana, en que Col√≥n realiz√≥ su primer viaje, con el nombre de la Santa Mar√≠a. Pues bien; Col√≥n la design√≥ siempre con el t√≠tulo¬†de La Gallega lo que seguramente no hubiese hecho de haber nacido en Catalu√Īa, G√©nova o Vizcaya. Tambi√©n existe el dato, documentalmente probado, que la mayor√≠a de los tripulantes que se embarcaron ron Col√≥n eran gallegos y reclutados en Galicia, a pesar de las difi¬≠cultades que en aquella √©poca ofrec√≠a el trasladarse de un extremo a otro de la Pen√≠nsula.

Otro dato muy interesante para demos­trar que el descubridor del Nuevo Mundo nació en Galicia, es su apellido, Colón, con N, no con M, como algunos escriben.

Muchos a√Īos antes del descubrimiento" exist√≠an en la provincia de Pontevedra numerosas familias con el apellido Col√≥n. (Uno un honor para Espa√Īa, pese a los que de los ilustres concursantes, coronel del ¬†ej√©rcito ingl√©s, lo demuestra en forma irrefutable).¬†Algunos historiadores, y la igno¬≠rancia y mala fe de escritores antiguos y modernos, han tratado de tergiversar el apellido, desconociendo, por lo visto, una carta, guardada en el archivo del duque de Veragua, en la que el Rey de Portugal se di¬≠rige a Crist√≥bal Col√≥n llam√°ndole COLON, lo que prueba que, cuando viv√≠a en Por¬≠tugal, pobre y desvalido, y solicit√≥ de esta naci√≥n los auxilios necesarios para realizar su descubrimiento no usaba otro nombre ni apellido.

Como las discusiones en las Academias y en la Prensa jamás hubiesen tenido una finalidad práctica, hubimos de estimar que un concurso que facilitase la aportación dé. indicios y pruebas sobre la nacionalidad del inmortal navegante era el mejor servicio que podíamos prestar a la verdad histórica, y de ahí el concurso internacional abierto por ABC, cuyo resultado será conocido en plazo próximo.

 

ABC 10 de mayo de 1927

ABC 10 de mayo de 1927

LA NACIONALIDAD DE CRIST√ďBAL COL√ďN

Por la importancia que reviste el concurso convocado por A B C para esclarecer de una manera definitiva e indiscutible la verdadera nacionalidad de Cristóbal Colón, y en vista de que recibimos numerosas solicitudes en este sentido, queda prorrogado el plazo para la entrega de trabajos con destino a dicho certamen hasta el día 15 del mes de Junio próximo.

 

 

 

 

 

 

 

 

ABC 7 junio de 1927

ABC 7 junio de 1927

LA NACIONALIDAD DE CRISTOBAL COLON

La rutina hizo aceptar, hasta hace muy pocos a√Īos,-la-"seguridad" de que Crist√≥bal Col√≥n era genov√©s. Desde los ep√≠tomes de. la escuela primaria a las p√°ginas de los modernos estudios hist√≥ricos, esa certeza se estampaba como un axioma, y ninguno d√© los investigadores que buscaban ampliaci√≥n- a las fuentes sobre el descubrimiento de Am√©rica,, tropez√≥ con el menor indicio que estableciese la duda sobre la patria del glo¬≠rioso navegante.

Pero, inesperadamente, D. Gelso Garc√≠a de la Riega, ilustre escritor e historiador, recaba para Galicia el orgullo de ser la cuna de Colon. No se trata de una afirmaci√≥n aprior√≠stica de que era espa√Īol, y una hip√≥¬≠tesis a¬†demostrar sobre la regi√≥n concreta del natalicio, sino que, desde luego, se ase¬≠gura que Col√≥n vi√≥ la luz primera precisa¬≠mente en tierra de Pontevedra. ¬†Y al punto comienzan a¬†surgir nuevos¬†investigadores con aseveraciones rotundas de que Col√≥n naci√≥ en otras comarcas de la Pen√≠nsula. Sin contar los que le suponen portugu√©s, hay ya, desde hace meses, alegatos para otorgar la gloria a Vizcaya y a Extremadura, y aho¬≠ra; en Barcelona, se proclama que el descu¬≠bridor del Nuevo Mundo fuecatal√°n.

ABC ha procurado ofrecer la¬†ocasi√≥n y el medio de una demostraci√≥n pronta y definitiva, ¬†y para ello abri√≥ el concurso, cuyo plazo finaliza el d√≠a 15 del corriente mes de Junio con toda clase de seguridades y con un premi√≥, de cuant√≠a no igualada en semejantes concursos period√≠sticos, que alcanzar√° quien demuestre la ¬†nacionalidad espa√Īola del inmortal descubridor!

Descartado, el supuesto lusitano" sobre √©l que no se ha formalizado estudio alguno, cualesquiera de los otros ¬†es igualmente halag√ľe√Īo, puesto que coinciden en que Cris¬≠t√≥bal Col√≥n era hijo de Espa√Īa. Pero debemos declarar que, entre los varios e in¬≠teresant√≠simos trabajos que ya tenemos en nuestro poder, no figura ninguno que corres¬≠ponda, a las conferencias, y art√≠culos de la tesis ¬†vizca√≠na o catalana.

La publicidad con que se ha defendido esas conclusion√©s‚ÄĒuna de ellas, la¬†cata¬≠lana, en un culto centro barcelon√©s'; cree¬≠mos que aconsejaba el que acudieran las propugnaciones¬†a este ¬†concurso, -en el¬†que ha de dirimir un alto Tribunal internacional, despu√©s de competente y detenido estudio.

Lss investigadores qu√© proclaman, la seguridad de demostrar su afirmaci√≥n tienen en este concurso el mejor medio de hacer¬≠lo, y con las mayores garant√≠as para el fallo: Si no acuden, no lograr√°n convencer a nadie de la solidez de su trabajo y reproducir√°n a su costa aquella jocosa an√©c¬≠dota del cosechero de ¬†Jerez, que habiendo recibido la¬†visita de do√Īa Isabel II, y, cuando al retirarse la egregia se√Īora elo¬≠giaba los Ovinos que se le hab√≠an dado a gustar, exclamaba: "¬° Pues a√ļn tengo otro mejor!"; a lo que la Reina hubo de res¬≠ponder "¬° Pues' gu√°rdalo 'para mejor oca¬≠si√≥n !'"' ' ‚Äď -

A esos voluntarios abstenidos de concurso de A B C, habremos de decir lo mismo.

 

ABC de 17 de junio de 1927

ABC de 17 de junio de 1927

Crist√≥bal Col√≥n, espa√Īol

Berl√≠n 16, 11 noche. Ante numerosa concurrencia, en la que figuraban salientes personalidades de la colonia espa√Īola y muchos alemanes amigos de la cultura de Espa√Īa. D. Teodosio Noeli ha dado, en la Universidad berlinesa, una conferencia acerca del "Descubrimiento de Am√©rica". ¬†En el curso de la disertaci√≥n expuso diversos argumentos, muy interesantes y sugestivos, en favor del origen espa√Īol de Crist√≥bal Col√≥n.

El Sr. Noeli, que fue muy aplaudido, termin√≥ su conferencia con un brillante p√°rrafo dedicado a las relaciones culturales entre Espa√Īa y los pa√≠ses hispanoamericanos.

 

 

 

 

 

 

ABC 18 de junio 1927

ABC 18 de junio 1927

¬ŅCual es la verdadera nacionalidad de Crist√≥bal Col√≥n?

Cerrado el plazo para la admisión de originales a este concurso en el pasado día 15 del presente mes de Junio, publicamos a continuación los interesantes trabajos re­cibidos.

Oportunamente daremos cuenta de las personalidades que formar√°n el Jurado in¬≠ternacional, y en el que estar√°n represen¬≠tados Italia, Portugal. Estados Unidos, His¬≠panoam√©rica y Espa√Īa.

El premio ofrecido por ABC, que otor­gará el citado Jurado, es de 50.000 pesetas.

Sres. Mansfield, de Londres.

Don Enrique Zas, de la Habana.

Don Prudencio Otero, de Pontevedra.

Miss Rena Pratali, de G√°lveston Texas

William Giles, .de Vallington.

Kamara B. M. A., de T√°nger.

Don Abel Pérez, de Asunción.

Don Ventura F. López, de Toledo.

Don Juan Sánchez y Sánchez, de Pa­terna.

Don Casimiro Morena Banderas, de Má­laga.

Don Luis Su√°rez Pumariega, de , La Coru√Īa.

Do√Īa Agustina Gonz√°lez L√≥pez, de Gra¬≠nada.

Don José Pereira Hernández, de Mogodouro.

Se√Īor marqu√©s de Corvera, de Madrid.

Don Adri√°n S√°nchez de Oliva, de Jerez.

Don Patricio Mariano Cabrera, de Avila.

Don Juan García Borrón, de Madrid.

Do√Īa Teresa Condes, de Madrid,

 

abc 22 de junio de 1927

abc 22 de junio de 1927

¬ŅCUAL ES LA VERDA¬≠DERA NACIONALIDAD DEC RISTOBAL COLON?

Terminado el plazo plazo para la 'admisión de originales, publicamos a continuación los interesantes trabajos recibidos.

Sres: Mansfield de 'Londres (inglaterra).

Don Enrique Zas, de la Habana (Cuba),

Don Prudencio; Otero, de Pontevedra'.

Miss Rene Pratali de Texas (E. U.).

William Giles, de V√°llington (Inglaterra),

Kamara B.- M. -A., de T√°nger.

Don Abel Pérez, de Asunción (Paraguay)

Don Ventura F López, de Toledo.

Don Juan S√°nchez, de Paterna.

Don Casimiro Moreno, de Málaga.

Don Luis S. Pumariega, de La Coru√Īa.

Do√Īa A. Gonz√°lez L√≥pez, de Granada.

Don J. Pereira, de Mogodouro (Portugal).

Se√Īor marqu√©s de Corvera, de Madrid.

Don Adri√°n S√°nchez, de Oliva de jerez.

Don Patricio Mariano Cabrera, de Avila

Don Juan García Borrón, de Madrid.

Do√Īa Teresa Condes, de Madrid,

Oportunamente daremos cuenta de las personalidades que formar√°n el¬†jurado internacional, y en el que estar√° representado Italia, Portugal, Hispanoam√©rica, Es¬≠tados Unidos y Espa√Īa.

El premio ofrecido por A B C, que otor¬≠gar√° el citado Jurado, es de 5,0.000 pesetas¬Ľ

 

22 de noviembre de 1928

22 de noviembre de 1928

FALLO DEL TRIBUNAL ARBITRAL INTERNACIONAL PARA ESCLARECER LA NACIONAL!DAD DE CRISTOBAL COLON

La razón de este concurso. Personalidades que han formado el Tribunal arbitral. Trabajos recibidos. Un nuevo concurso para aplicar el premio de las 5o ooo pesetas.

Hemos patrocinado en nuestras p√°ginas la tesis del origen espa√Īol de Crist√≥bal Col√≥n.

ABC pens√≥ en la conveniencia de im¬≠pulsar el estudio del tema y de llegar en √©l a una demostraci√≥n que permitiese decir la ■√ļltima palabra, para lo cual abri√≥ un con¬≠curso, cuyas bases tuvieron repetida publi¬≠cidad en √©ste y numerosos diarios, y ofre¬≠ci√≥ un premio de 50.000 pesetas al escrito r]ue mejor cumpliese las condiciones del cer¬≠tamen a juicio de un Tribunal internacional, elegido entre personalidades eminentes. Lo que el Sr. Luca de Tena, director de A B C √°e propuso con esta iniciativa ya lo dijimos oportunamente: estimular con una recom¬≠pensa positiva, muy superior. a la que sue¬≠len hallar, en el caso m√°s favorable, traba¬≠jos como el que solicitaba; procurar el ma¬≠yor lucimiento de los escritores que se afa¬≠nan en estudios e investigaciones hist√≥ri¬≠cas para afirmar y realzar una gloria de Espa√Īa, y dar a esta patri√≥tica labor toda la resonancia posible.

El Tribunal internacional, cuyos nombres deb√≠amos reservar hasta la publicaci√≥n del fallo, ha terminado ya su laborioso y dif√≠cil cometido, por el que le debemos y le expresamos profunda gratitud. Han com¬≠puesto el Tribunal: M. Pierre Par√≠s, director del Instituto Franc√©s, y uno de los mayores vestigios del magisterio universitario y de la cultura latina; el ministro del Uruguay, Sr. Fern√°ndez Medina, publicista de vasto 'saber y de ilustre fama, doctor honoris cau¬≠sa por Salamanca; 'el embajador de Portu¬≠gal, Sr. Mello Barreto, que brilla desde hace muchos a√Īos entre las primeras figuras de la diplomacia lusitana, y el director de la Biblioteca Nacional, de Madrid, acad√©mi¬≠co de la Espa√Īola y de la Historia, Sr. Rodr√≠guez Mar√≠n, de cuya autoridad en la ta¬≠rea del concurso¬†dicen m√°s 'que cualquier elogio la reputaci√≥n y el caudal de sus obras eruditas. El embajador de Italia en Espa√Īa se excus√≥ de formar parte del citado Tribunal.

Entre los trabajos que han concurrido al certamen hay no pocos de gran mérito, y todos son de mucha utilidad para la his­toria del descubrimiento y del descubridor; constituyen una contribución que honra a sus autores y merece beneplácito y agra­decimiento de los amantes de la cultura.

He aquí el fallo:

"En Madrid, a veinte de noviembre de mil novecientos veintiocho, reunido el Tribunal arbitral internacional encargado de dicta¬≠minar sobre los trabajos presentados al concurso que el diario espa√Īol ABC abri√≥ en primero de agosto de mil novecientos veintis√©is, para tratar de la verdadera na¬≠cionalidad de Crist√≥bal Col√≥n, declara lo siguiente:

El concurso abierto por el diario A B C en mil novecientos veintiséis para contribuir a esclarecer la cuestión de ia. verdadera na­cionalidad de Cristóbal Colón se refería a estos dos temas:

a)¬†¬†¬† ¬ŅPuede afirmarse que Crist√≥bal Col√≥n, el descubridor del Nuevo Mundo, era espa√Īol?

b)¬†¬†¬† ¬ŅPuede afirmarse que Crirt√≥foro Colombo, nacido en G√©nova, e hijo de Dom√≠nicus, fu√© el descubri¬≠dor del Nuevo Mundo?

A este concurso se presentaron dieciocho trabajos, que suscriben los siguientes se¬≠√Īores: .D. Ventura F. L√≥pez, de Toledo; D. Juan S√°nchez y S√°nchez, de Paterna (Valencia); Kamara B. M. A., de T√°nger; miss Rena Pratali, de Galveston Texas (Estados Unidos); D. Abel P√©rez, de Asun¬≠ci√≥n (Paraguay); D. Casimiro _ Moreno Banderas, de M√°laga; D. Luis Su√°rez Pu- mariega, de La Coru√Īa; do√Īa Agustina Gonz√°lez L√≥pez, de Granada; D. Jos√© Pe- reira Hern√°ndez, de Mogadouro (Portu¬≠gal) ; do√Īa Teresa Condes,' de Madrid; se¬≠√Īores Mansfield, de Londres; D. Enrique Zas, de la Habana (Cuba); D. William Giles Nash, de Wallington (Inglaterra) ; don Adri√°n S√°nchez, de Oliva de Jerez (Ba¬≠dajoz) : se√Īor marqu√©s de Corvera, de Ma¬≠drid; D. Mariano Patricio Cabrera, de Avi¬≠la;. D. Juan Garc√≠a Borr√≥n, de Madrid, y D. Prudencio Otero, de Pontevedra. Estos fueron sometidos al Tribunal internacional que qued√≥ compuesto por los Sres. D. Fran¬≠cisco Rodr√≠guez Mar√≠n, Pierre Paris, Joao Carlos de Mello Barreto y Benjam√≠n Fer¬≠n√°ndez y Medina.

Los miembros del Tribunal han estudiado todos los trabajos presentados, y han llega­do a establecer las siguientes conclusiones;

Primero. Respecto del tema a), conside¬≠ran que ninguno de los trabajos presentados permite afirmar que Crist√≥bal Col√≥n, el des¬≠cubridor del Nuevo Mundo, era espa√Īol.

Segundo. Respecto del tema b), algunos de los trabajos presentados ofrecen argu­mentación sólida contra la tesis de que un Cristoforus Columbo, nacido en Genova e hijo de Dominicus, haya sido el descubridor del Nuevo Mundo.

El Tribunal entiende que debe limitarse a resolver as√≠ las cuestiones se√Īaladas en la convocatoria del concurso y con relaci√≥n estrictamente a los trabajos presentados. Reconoce que algunos de ellos acreditan se¬≠rio estudio y apreciables dotes de inteligen¬≠cia en sus autores, principalmente los de los se√Īores coronel Mansfield, W. Giles Nash, Prud√©ncio Otero S√°nchez y Enri¬≠que Zas.

Al declarar, como lo hacen, que ninguno de los trabajos presentados al concurso de ABC merece el premio ofrecido, porque no ofrecen demostraciones suficientes ni se ajustan a los m√©todos cient√≠ficos de la cr√≠¬≠tica hist√≥rica, tales como se requieren para este caso y para todos aquellos en que se trata de destruir una convicci√≥n o una afir¬≠maci√≥n generalizada, los miembros del Tri¬≠bunal entienden tambi√©n que este fallo no compromete sus opiniones personales sobre ias cuestiones que se refieren al verdadero origen o nacionalidad del descubridor del. Nuevo Mundo.‚ÄĒFrancisco Rodrigues Ma¬≠r√≠n, Joao Carlos de Mello Barreto, B. Fern√°ndes y Medina, Pierre Paris."

Para salvaguardia del Tribunal arbitral internacional conservaremos durante un a√Īo en nuestro poder los originales mencionados,, por si le fuera necesario consultarlos nueva¬≠mente, para hacer constar alguna referencia determinada.

Pasado un a√Īo desde la fecha del fallo, o sea el 21 de noviembre de 1929, los con¬≠cursantes tendr√°n a su disposici√≥n dichos trabajos en la secretar√≠a de Prensa Espa√Īola,

La Dirección de A B C lamenta que no haya sido posible otorgar el premio de 50.000 pesetas ofrecidas en este concurso, y, en el deseo de que esa cantidad tenga aplica­ción inmediata, como recompensa para un trabajo dedicado a enaltecer el descubri­miento, conquista y civilización de América, abrirá un nuevo certamen, cuyas condiciones publicará próximamente, para premiar el me­jor libro con destino a las escuelas hispanoamericanas y que pueda servir de texto en las mismas.